Dos años de cárcel para el exalcalde de Torredembarra por "adjudicación a dedo''

Dos años de cárcel para el exalcalde de Torredembarra por «adjudicación a dedo» de los chiringuitos de la playa

El juzgado penal número 2 de Tarragona ha condenado al ex alcalde de Torredembarra Daniel Masagué a dos años de prisión y diecisiete años de inhabilitación por adjudicar «a dedo» los chiringuitos de la playa a Gerard Montserrat, militante de su mismo partido (CDC).

El juez también ha condenado a Montserrat a dos años de prisión y al ex concejal de Playas Pere Font a un año y medio de prisión y quince de inhabilitación.

Según la sentencia, los tres se pusieron de acuerdo para hacer una adjudicación directa «bajo la simulación» de un procedimiento negociado sin publicidad.

El juez ve avalada «la intencionalidad de beneficiar al compañero de partido por puro clientelismo político».

La sentencia no es firme y la defensa de Masagué presentará recurso ante la Audiencia de Tarragona.

Los hechos se enmarcan en la pieza separada número 4 del ‘caso Torredembarra’, el origen del ‘caso 3%’ de presunta financiación irregular de CDC.

En concreto, el juzgado ha condenado al ex alcalde, Daniel Masagué, por un delito de fraude a la administración en concurso medial con un delito continuado de prevaricación administrativa, con la atenuante de dilaciones indebidas.

Por el delito de fraude le ha impuesto dos años de prisión y ocho años de inhabilitación especial para cargo o empleo público, mientras que por el delito continuado de prevaricación le ha condenado a nueve años de inhabilitación.

Al exconcejal Pere Font le han condenado a un año y medio de prisión, y quince años de inhabilitación por un delito de fraude a la administración en concurso medial con un delito de prevaricación administrativa.

Y a Gerard Montserrat a dos años de prisión, tres años y medio de inhabilitación para obtener subvenciones y ayudas públicas, y a seis años de inhabilitación para el ejercicio de cargo o empleo público, por un delito continuado de fraude a la administración en concurso medial con un delito de prevaricación administrativa, con la atenuante de dilaciones indebidas.

En la vía de responsabilidad civil, el juzgado ha declarado la nulidad de pleno derecho del contrato de arrendamiento del suministro, instalación y desinstalación de tres chiringuitos para el servicio de bar en las playas de Torredembarra de fecha 29 de marzo de 2012, y asimismo, ha condenado a los tres acusados a indemnizar conjuntamente el Ayuntamiento con 30.212,49 euros, además de los intereses legales.

También les impone las costas procesales y de la acusación particular ejercida por el Ayuntamiento.

Dos años de cárcel para el exalcalde de Torredembarra por «adjudicación a dedo»