Prisión para cuatro personas que se dedicaban a robar en zonas residenciales

Prisión para cuatro personas que se dedicaban a robar en zonas residenciales

Agentes de los Mossos d’Esquadra detuvieron el 13 de noviembre a cinco miembros de un grupo criminal especializado en el robo con fuerza en domicilios.

A los cinco arrestados, cuatro hombres y una mujer, de nacionalidades colombiana y ecuatoriana, y de edades comprendidas entre los 22 y los 39 años, se les considera presuntos autores de cinco robos en domicilios de Òdena, Castellgalí, Torrelles de Llobregat, Callús y Sant Joan de Vilatorrada.

La investigación se inició el 20 de septiembre cuando los Mossos tuvieron conocimiento de que se había producido un robo en un domicilio de Òdena.

Los ladrones saltaron la valla perimetral de la casa y accedieron al interior del domicilio forzando una de las puertas exteriores.

Una vez dentro se llevaron joyas y pequeños aparatos electrónicos.

Gracias a las pesquisas policiales los agentes consiguieron identificar parte de los autores y determinaron que estarían relacionados con otros robos similares.

Los investigadores constataron que los autores del robo formarían parte de un grupo más numeroso que cambiaba los autores materiales en cada asalto, y que siempre actuaban siguiendo un mismo modus operandi.

El grupo se desplazaba en vehículo propio o de alquiler en diferentes zonas residenciales del territorio catalán para seleccionar posibles objetivos, normalmente elegían casas aisladas.

Una vez seleccionado el objetivo y el mejor día y hora para cometer el robo, una parte del grupo saltaba las vallas perimetrales para después forzar uno de los accesos.

Mientras los que habían accedido a la casa Investigación objetos para sustraer, otro miembro del grupo, vestido como un operario, realizaba tareas de vigilancia y control en el exterior.

Si lo veían viable, cometían más de un robo en un día

Ante estos hechos el 13 de noviembre se estableció un operativo policial para localizar y detener a los miembros del grupo.

Los policías detectaron que los ladrones en la C-55 cuando huían en un turismo tras haber cometido dos robos, uno en Sant Joan de Vilatorrada y el otro en Callús.

Por este motivo se estableció un control policial en la C-55 en Olesa de Montserrat.

Al detectar la presencia policial, los ocupantes del turismo abandonaron el vehículo en medio de la vía, poniendo en grave riesgo el resto de usuarios, y se lanzaron a un canal del río Llobregat para huir de los agentes.

Los policías lograron detener a tres de ellos cuando llegaban a la estación de trenes de Monistrol de Montserrat.

En el registro del vehículo los mossos encontraron diferentes objetos procedentes de los robos que acababan de cometer.

El día 14 de noviembre los investigadores detuvieron a los otros dos miembros del grupo que habían participado en los robos, un hombre y una mujer.

Los cinco arrestados pasaron a disposición judicial ayer viernes, y el juez decretó prisión provisional para los cuatro hombres y libertad con cargos para la mujer.

Prisión para cuatro personas que se dedicaban a robar en zonas residenciales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here