¿Elecciones Generales en el 2022?

¿Elecciones Generales en el 2022?

Las recientes elecciones celebradas en Catalunya habrían escenificado el triunfo de una mayoría independentista que podría reeditar el pulso con el Estado central con la declaración de la DUI así como la imposibilidad de reeditar el Tripartito en Cataluña (PSC, ERC y En Comú).

Asimismo, la desafección de Unidas Podemos respecto al Gobierno Presidido por Sánchez se podría agudizar en los próximos meses tras la constatación del fracaso de la derogación de la Reforma Laboral abanderada por la actual ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, lo que provocará la salida de Podemos del Ejecutivo y la posterior formación de un Gobierno monocolor del PSOE, quedando en el entreacto Pedro Sánchez huérfano de apoyos.

Así, las recientes elecciones celebradas en Catalunya habrían escenificado la imposibilidad de reeditar el Tripartito en Cataluña (PSC, ERC y En Comú) tras el triunfo de una mayoría independentista que podría desempolvar el pulso con el Estado central con la declaración de la DUI.

Así, el nuevo Govern presidido por Pere Aragonès estaría reafirmado en una sólida conciencia de pertenencia a la Nación Catalana, dispuesto a quebrantar las normas y las leyes impuestas por el Estado español y no cejará en su empeño de logar la República Catalana, tarea que se antoja utópica en la actual Unión Europea.

En consecuencia, la estrategia del nuevo Govern teledirigido por Puigdemont será privar de su apoyo parlamentario en el Congreso al Gobierno de Pedro Sánchez para forzar la convocatoria de Elecciones estatales para el próximo otoño con la esperanza de un triunfo de la derecha en el conjunto del Estado que le posibilite romper todos los puentes del diálogo con el Gobierno central.

Así, ante la imposibilidad legal de celebrar un Referéndum sobre la Autodeterminación de Catalunya, reeditará el pulso con el Estado central con la declaración de la DUI (Declaración Unilateral de Independencia) y esperará la posterior implementación por el Gobierno Central del 155 que le haría aparecer ante los ojos del mundo como una víctima del Estado totalitario español.

Ello implicaría la suspensión sine die de la Autonomía catalana, el control total por el Gobierno central de los Mossos y de los medios de comunicación, así como el ingreso en prisión de los miembros de la Generalitat y Presidente del Parlament, proceso que podría reeditar los trágicos sucesos de octubre de 1934 acaecidos en la II República durante la presidencia de Alcalá-Zamora.

¿Elecciones Generales en el 2022?