Yolanda Díaz propone prohibir indultos a los condenados por corrupción

Yolanda Díaz negocia la reducción de la jornada laboral con cambio de inspecciones y pone de ejemplo un taxista al que defendió

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha avanzado una serie de medidas que se van ha aprobar de manera inminente y ha apuntado a los dos grandes problemas que viven los españoles y que convierten en insuficientes las subidas del Salario Mínimo Interprofesional, al tiempo que ha anticipado la reducción de la jornada laboral y el control de las horas como dos de los principales caballos de batalla con los que va a tener que lidiar.

En una entrevista en ‘La hora de la 1 de TVE’, Díaz ha anunciado que de forma inminente se van a modificar dos leyes que afectan a la reducción de la jornada laboral.

«40 años de jornada laboral congelada y nadie ha hablado de reducirla en toda la democracia. El lunes, 17 de junio, se reúne la Mesa de Diálogo Social de la reducción de la jornada laboral, toma ya la velocidad de crucero y vamos a dar buenas noticias al país».

Además, ha informado de que se modificará el artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores y se reducirá la jornada laboral de las 40 horas a 37,5. «Vamos a reducir la jornada laboral para ganar tiempo de vida», ha avanzado.

El control horario y la Inspección de Trabajo

Sin embargo, el principal escollo estará en el control de las horas, según ha indicado la ministra.

«Una cosa más importante será modificar el control horario, su digitalización, de manera que en tiempo real la Inspección de Trabajo conozca las horas que ustedes hacen en tiempo real. Esto es lo más conflictivo, no la reducción de jornada, que es una cosa muy ideológica. La OCDE indica el factor positivo de la reducción de jornada para aumentar la productividad. La clave está en las irregularidades horarias que tiene España, y esto se va a acabar».

El sistema de Teletaxi y el caso del taxista al que defendió

Díaz ha puesto como ejemplo un caso que llevó su despacho de abogados en un juicio por las horas extra realizadas por un taxista que hacía centenares de horas extra.

«Me volví loca por que no solo es llevar testigos al juicio. Teníamos que probar en el juicio hora a hora. Hay que probar todas y cada una de las horas extraordinarias. He tenido suerte por el sistema digital que tiene Teletaxi, que me permitió demostrar que ese trabajador había hecho infinidad de horas extra. Esto es una prueba diabólica, con un registro de control horario que ahora falla. Y es algo que vamos a cambiar en este negociación. La mayor parte de los fraudes están en la jornada laboral. Hay que ganar tiempo y permitir que vivamos un poco mejor».