A Uber le quedan cuatro días en Londres, a menos que le renueven la licencia

A Uber le quedan cuatro días en Londres, a menos que le renueven la licencia

La autoridad de tránsito de Londres anunciará el lunes si otorgará a Uber Technologies Inc. una nueva licencia para operar.

Si Transport for London decide en contra de la compañía, Uber podría enfrentarse el martes a la expulsión de su mercado europeo más importante.

Una nueva licencia a largo plazo proporcionaría un nivel de certeza que Uber y sus aproximadamente 45.000 conductores de Londres no han experimentado en años.

El mercado de viajes compartidos de Londres ha cambiado significativamente desde que TfL concluyó en 2017 que Uber no era «apto y adecuado» para tener una licencia.

Desde entonces, nuevos participantes, como Ola, ViaVan y Bolt, han obtenido licencias para operar en la ciudad.

Uber también se ha enfrentado a una serie de demandas en el Reino Unido, incluido la pérdida de un caso laboral de los conductores.

Dara Khosrowshahi tenía solo unas semanas en su nuevo trabajo como director ejecutivo de Uber en 2017 cuando TfL dijo que la compañía no realizó las verificaciones de antecedentes adecuadas de los conductores y denunció delitos graves.

También tuvo problemas con el software de Uber llamado Greyball que bloqueaba a los funcionarios del gobierno que intentaban pillar a los conductores infractores.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, defendió la decisión del regulador y dijo que «proporcionar un servicio innovador no debe ser a expensas de la seguridad del cliente».

Una disculpa pública vino junto con una apelación que le permitió a Uber seguir operando hasta una audiencia en el tribunal.

Khosrowshahi implementó una serie de cambios en los meses siguientes: los conductores tendrían descansos obligatorios después de 10 horas de trabajo y obtendrían paquetes de seguros para cubrirlos por la pérdida de ingresos durante una enfermedad o lesión.

Se crearon grupos de asesoramiento para conductores para permitir a los trabajadores informar sus inquietudes al personal superior de Uber junto con líneas telefónicas de asistencia las 24 horas para conductores.

Jim Kelly, taxista y presidente del sindicato de trabajadores Unite de Londres y la región oriental, dijo que las medidas de TfL para regular a Uber y compañías similares no van lo suficientemente lejos. «Está en el ADN de Uber socavar la regulación y crear una carrera hacia el fondo en los pueblos y ciudades donde operan», agregó.

En junio de 2018, Uber obtuvo una licencia de prueba de 15 meses para operar en Londres.

La licencia de prueba expiró en septiembre, momento en que TfL le otorgó a Uber un permiso de solo dos meses.

Este vence el 25 de noviembre.

A Uber le quedan cuatro días en Londres, a menos que le renueven la licencia

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here