UBER, LÁRGATE Y CIERRA AL SALIR

¡Uber, lárgate del sector del taxi y cierra al salir!

El colectivo del taxi de toda España ni perdona ni olvida todo el daño y el sufrimiento que Uber le ha causado a lo largo de estos últimos siete años. Ambos son pecata minuta comparados con los que le va a causar si los y las taxistas dejamos que estos depredadores se apoderen de nuestro sector.

Por nada del mundo vamos a traicionar nuestros principios éticos y morales, pero es que, además, vamos ser muy prácticos puesto que la única cosa que Uber nos ofrece es humo y la precarización de 70.000 puestos de trabajo dignos.

Excepto algún traidor o inconsciente la inmensa mayoría de [email protected] jamás vamos a hacer un pacto con el Diablo para que nos conviertan en sus esclavos y encima abusen de la ciudadanía.

Gracias a las polémicas reuniones que de una manera valiente Élite Taxi Barcelona y Taxi Project han mantenido con esta plataforma extractiva que tributa en paraíso fiscal (Holanda) hemos podido sacar a la bestia de su cueva.

Todo el sector de taxi y la opinión pública en general han podido ser testigos de excepción de las lindezas que esta transnacional nos tiene preparadas en el caso de que caigamos en su trampa como unos putos pardillos. En los dos cara a cara que se han producido en sendos programas de radio (uno de ellos de máxima audiencia en Catalunya) su Director General Juan Galiardo Sosa, nos ha deleitado con algunas joyas. Aquí van solo dos de ellas:

Perla núm. 1:

«Con un 12% de comisión no nos llega ni para mantener la aplicación».

Soy consciente de que no hace falta ser Albert Einstein para llegar a la conclusión de que al soltar por su propia boca una fresca como esta Uber va a subir, sin lugar a dudas, la comisión de un 12% inicial a un porcentaje que ronde el 30% en el hipotético caso de que consigan una masa crítica de taxis que trabajen para ellos ya que es el mismo porcentaje que aproximadamente cobran a las empresas de VTC.

Vomitar algo así en vivo y en directo es muy grave. No sé si lo dijo para no enfadar todavía más a los grandes poseedores de autorizaciones VTC’ a los cuales les han prometido que esta rebaja del tío Paco al taxi es temporal hasta que se asienten, o porque directamente, ni tan siquiera conoce la idiosincrasia del taxista que es la misma que la de cualquier propietario o trabajador de cualquier negocio que no quiere que le extorsionen. Lo que sí está claro que ha sudado la gota gorda al verse obligado a esta suerte de encaje de bolillos.

Sea por lo que fuere, lo que más nos debe de preocupar es que a raíz de algo así la cosa todavía se puede poner aún más negra de lo que algunos compañeros y compañeras se puedan pensar.

Si Uber tiene tan claro que va a efectuar una subida es porque es muy probable que ya han llegado a un acuerdo con Free Now por debajo de la mesa para hacer efectivo ese incremento o uno similar de manera simultánea cuando ambas plataformas lo consideren oportuno.

En tal caso, con que Uber compre, absorba o parasite alguna app o radio – emisora más el Taxi estaría perdido.

Perla núm 2:

«Si en tres meses conseguimos que muchos taxistas del AMB trabajen con nuestra aplicación solo trabajaremos con taxis y no volveremos a Barcelona con los VTC».

Pero a los cinco minutos después dice: «Aun así, cuando se normalice el hecho de que el taxi trabaje con nosotros, os vamos a demostrar con «hechos» (datos de algún estudio suyo) que solos no podéis absorber la demanda y entonces igualmente vamos a volver con los VTC».

Únicamente le ha faltado decir que, puesto que como Uber y el Taxi a partir de ahora van a vivir una idílica historia de amor, nosotros mismos vamos ser tan incautos de ahorrarles el mal trago de que tener que presionar a la administración pública para evitar que cumplan las presentes y futuras regulaciones plasmadas en los Decretos Ley tanto de ámbito estatal como autonómico que tanto esfuerzo nos han costado conseguir.

Cuando les toque regular a las CCAA en 2022 les podemos decir que ya no hace falta porque estamos «in love» con estos explotadores.

Se les ha propuesto que si quieren volver a Barcelona para trabajar con el taxi tienen que comprometerse a no volver a operar con los VTC en el AMB. Pero yo lo que les propondría sería lo siguiente:

«Si queréis trabajar con el taxi del AMB primero sacad inmediatamente todas los VTC de Madrid y empezad a tributar en España, ¡Ah!, y eliminad las tarifas dinámicas a los usuarios. Y entonces a lo mejor nos volvemos a sentar y hablamos». Vamos a ver si aceptan, ¿no?

Y ahora centrémonos en [email protected]

Es normal que una situación tan límite como esta produzca nerviosismo y cierta crispación dentro de nuestro sector. Si produjese indiferencia significaría que estamos muertos y que nos da igual que estos buitres nos sometan.

Para luchar con intensidad hace falta tensión. Usemos este factor a nuestro favor porque no significa desunión sino fuerza. y que aquellas asociaciones que se precien de tener amor propio y un mínimo de espíritu combativo que la canalicen.

Lo que sí que vamos a hacer en el nombre de todo el colectivo es decirles a estas sanguijuelas que NO ES NO, que no vamos a tocar su aplicación ni con un palo, que el taxi jamás va a trabajar con ellos y a advertirles de lo que puede pasar si no salen por patas de todas de dentro del sector del taxi de todas las ciudades de España.

Si se les ocurre regresar a Barcelona con las VTC’s para trabajar en fraude de ley sin respetar las regulaciones volveremos a la Gran Vía.

Gracias, en parte, a los y las taxistas y a otros colectivos que le están dando la batalla a estas plataformas destructivas de los derechos sociales fundamentales, una gran parte de la sociedad se está dando cuenta de los graves perjuicios que implica someterse a estos chupasangres y votar a los partidos políticos que les respaldan. Por eso sería impensable que el sector del taxi les diese cabida de ningún tipo.

¡VIVA EL TAXI! ¡¡A POR ELLOS!!

Fran Castro, socio de Élite Taxi Barcelona y Taxi Project.