Tres detenidos por estafar con el método 'hackstorsion'

Tres detenidos por estafar con el método ‘hackstorsion’

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas como presuntos autores de diversos delitos cometidos mediante la modalidad delictiva denominada hackstorsion. Operaban desde las provincias de Badajoz, Córdoba y León ofertando diferentes servicios sofisticados de hackeo como espiar en redes sociales o correos electrónicos, eliminar multas o deudas con la Agencia Tributaria, cambio de notas universitarias o grabación de titulaciones no cursadas y posteriormente los propios clientes eran quienes eran víctimas de estafa y extorsión.

Dos de los detenidos han resultado imputados por delitos de estafa, extorsión, revelación de secretos, blanqueo de capitales y organización criminal. Los agentes detectaron y analizaron más de 12.000 anuncios de publicidad engañosa, asociados a más de 40 números de teléfono, más de 200 cuentas de correo electrónico y casi 1.300 direcciones IP.

Ofertaban eliminar multas, deudas y cambios de calificaciones

La investigación se inició durante un dispositivo establecido por agentes de la Unidad Central de Ciberdelincencia con el objeto de detectar y actuar contra nuevas formas delictivas cometidas a través de la red.

Los arrestados operaban desde sus residencias en Badajoz, León y Córdoba, insertando multitud de anuncios en portales web o foros, en los que ofertaban sus supuestos servicios haciéndose pasar por sofisticados hackers, ofreciendo diferentes herramientas y servicios informáticos como: espiar WhatsApp en tiempo real, cuentas de correo electrónico y perfiles de redes sociales.

También anunciaban la realización de gestiones con la administración, tales como eliminación de deudas pendientes de los servidores de la Agencia Tributaria, datos de morosos de la ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito), de la RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas) o incluso eliminación de multas de la Dirección General de Tráfico. Además, ofrecían el cambio de notas en los servidores de centros universitarios, la grabación de titulaciones oficiales que nunca fueron cursadas y otros servicios similares.

Una vez que los interesados contactaban con ellos para la contratación de servicios informáticos, estos pasaban a convertirse en víctimas ya que los detenidos procedían a estafarlos, extorsionarlos o revelar contenidos de su ámbito privado o íntimo, conformando así una nueva modalidad delictiva a la que se ha dado el nombre de hackstorsión.

Los investigadores han detectado y analizado más de 12.000 anuncios de publicidad engañosa, asociados a más de 40 números de abonado telefónico, más de 200 cuentas de correo electrónico y casi 1.300 direcciones IP de conexión a Internet.

Se estima un beneficio superior a los 300.000 euros

Con la información aportada por los anunciantes, las manifestaciones de los perjudicados y el estudio pormenorizado así como el seguimiento de la trayectoria del dinero, se ha conocido la existencia de más de cien cuentas bancarias españolas y otras tantas en el extranjero, que una vez analizadas han permitido establecer que se trataba de un grupo criminal organizado, que hasta el momento, los investigadores estiman que se han podido lucrar con cuantías superiores a los 300.000 euros y han detectado la existencia de centenares de víctimas.

Tres detenidos por estafar con el método ‘hackstorsion’