Los taxistas de toda España hacen una llamamiento a la cordura

Los taxistas de toda España hacen una llamamiento a la cordura

Desde ciudades como Madrid los movimientos de extrema derecha intentan dinamitar la unión y el espíritu reivindicativo en algunos sectores de trabajadores, para ello se valen de taxistas y organizaciones afines a su ideología.

Tal es el caso del sector del Taxi, un sector que ha permanecido unido y combativo durante los últimos años, en defensa de sus derechos más elementales.

Los movimientos más neoliberales sustentados desde una derecha española, más extrema y reaccionaria que nunca, no pueden permitir que sectores enteros se revelen contra un sistema perfectamente diseñado desde los grandes poderes económicos y la política, para desencadenar en un nuevo orden social y laboral, con la consiguiente precarización y pérdida de derechos por parte de las clases más desfavorecidas.

Los inexplicables enfrentamientos y división que se están fomentando en el sector del taxi, obedecen a esa lógica y estrategia de control perfectamente planificada para «domesticar» a un sector que parecía una «frescura salvaje» y contagiosa contra este nuevo orden que avanza sin detenerse como un rodillo.

Cómo sucediera en el pasado, no ha sido difícil encontrar actores dentro del propio sector del taxi, dispuestos a tomar la bandera de una cruzada traidora contra los propios taxistas y sus movimientos en lucha.

Poca gente dentro del sector del taxi, tiene dudas de quienes son los instigadores internos.

«El taxista de Madrid -no indicamos su nombre-, comparte idénticos objetivos de destrucción de movimientos activos dentro del sector del Taxi, con partidos como Vox, Ciudadanos o PP o con organizaciones como Unauto y otras de corte puramente empresarial dentro del sector del taxi», indican desde el sector.

«Desde dentro de estos partidos, nos confiesan, hemos de paralizar la «podemización» del sector de cualquier forma, desde dentro o desde fuera».

«En el caso de la parte externa, disponen de pocos argumentos objetivos, para hacer girar a un sector que defiende con legitimidad unos derechos que les están arrebatando por encima de las propias leyes», matizan.

Lo mejor es provocar un conflicto interno dentro del mismo que afecte a las asociaciones y líderes más combativos, para ello nada mejor que elegir elementos que más allá de su efectividad suponen un desprestigio para el propio sector.

En el caso de este taxista en concreto, cumple perfectamente con este perfil, seguidor y adulador de movimientos nazis, relacionado directamente con movimientos xenófobos de extrema derecha, difusión de apología del machismo más radical en las redes sociales, agresiones a conductores VTC y clientes del taxi, enfrentamientos y faltas de respeto a periodistas ante la opinión pública y un largo etcétera de actitudes polémicas y despreciables.

El taxi está haciendo el trabajo a sus enemigos y lo está haciendo desde dentro del sector

La última vuelta de tuerca intenta aprovechar el conflicto catalán, para fomentar enfrentamientos entre compañeros de profesión con distinta visión de la realidad política.

Por ello estamos viendo como algunos de los miembros más polémicos y conflictivos de VOX en Madrid, están siendo «invitados» a inmiscuirse en los conflictos internos del taxi, de la mano de estos mismos taxistas que alimentan la desunión y el conflicto interno y todo ello bajo coartadas políticas que esconden únicamente intereses económicos.

Los taxistas deberían tomar conciencia de lo que está ocurriendo y no fomentar y ser cómplices de movimientos de autodestrucción planificados por sus propios enemigos.

«Con todos sus defectos, los propios taxistas unidos, han hecho más por el sector que cualquier otra organización que haya existido. Han hecho más por la decencia, la honestidad, la mejora de las condiciones, el desarrollo del carácter que cualquier otro movimiento».

Los taxistas de toda España hacen una llamamiento a la cordura

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here