La precariedad de los repartidores: 14 riders muertos en un año

La precariedad de los repartidores: 14 riders muertos en un año

Hace tiempo que el movimiento Riders X Derechos, llevan tiempo avisando de que esto iba a pasar.

El accidene mortal del repartidor de Glovo el sábado pasado es la gota que colma el vaso.  Los riders siempre se han quejado y han venido denunciando la precariedad laboral que sufren y la falta de seguridad.

El modelo de la llamada economía colaborativa falla, y cuando el fallo repercute en la vida de las personas, indudablemente algo estamos haciendo mal.

A las personas ajenas a nuestro trabajo, les llama la atención ahora que ha ocurrido cerca de nosotros, en territorio español, pero el número de repartidores de plataformas fallecidos cumpliendo con su cometido laboral, es largo.

Las inspeciones

UGT de Cataluña ha instado a la Inspección de Trabajo que investigue la muerte del repartidor, ha indicado el sindicato en un comunicado.

También ha denunciado el alto grado de siniestralidad de este sector, donde los repartidores hacen «entre 60 y 80 kilómetros diarios», e insta a que los accidentes sean tratados como laborales y no como un incidente común.

El sindicato ha indicado que el negocio de las plataformas digitales genera una ocupación «precaria, abusiva e insegura» que se ve favorecida por la reforma laboral, que propicia este tipo de trabajos desregulados.

Además, ha calculado que el negocio de las plataformas digitales en el sector del reparto provoca la pérdida salarial de 4.000 euros de media para cada trabajador, y de 6.000 euros de cotizaciones a la Seguridad Social.

Lós números asustan, ya que al menos son 14 en lo que va de año, en lugares como: México, Reino Unido, Italia, Rusia, Francia, Argentina, Australia y ahora España.

Plataformas como Glovo se aprovechan de la figura laboral del autónomo para externalizar los riesgos laborales y económicos creando un sistema donde los trabajadores están sujetos a una extrema presión.

Varias sentencias han condenado a plataformas como Glovo y Deliveroo a indemnizar a sus trabajadores por la figura de falso autónomo.

La consecuencia es básicamente una situación mixta de precariedad y necesidad que aumenta la posibilidad de un accidente en un contexto laboral donde ya existen muchos riesgos.

Este modelo se salta el estatuto de los trabajadores, convenios, evita pagar la seguridad social, pero controla a sus “autónomos” que no tienen derechos ni a un descanso —sino baja su rating—, y muy lejos de poder acceder a una baja laboral o unas vacaciones pagadas.

La precariedad de los repartidores: 14 riders muertos en un año

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here