La CNMC impugna el Reglamento del AMB sobre los VTC

La CNMC impugna el Reglamento del AMB sobre los VTC

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidido impugnar ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya varios artículos del Reglamento del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) sobre los Vehículos de Transporte Con conductor, como Uber o Cabify.

El regulador explica en un comunicado que la obligación de dejar 60 minutos entre la contratación y el inicio de la prestación del servicio, la prohibición de geolocalización del vehículo antes de contratarlo, así como la prohibición de estacionar o circular por vías públicas cuando no estén contratados previamente inciden «negativamente» en la prestación de este servicio a los consumidores.

«Provocan mayores precios, menor calidad e innovación, disminuyen la oferta disponible y eso se traduce en mayores tiempos de espera», asegura el regulador.

El organismo que preside José María Marín Quemada ya había recurrido en julio de 2018 ante el TSJ de Catalunya el reglamento de la AMB al exigir una autorización específica para poder prestar servicios en este ámbito.

La Asociación de Presión Taxi Project 2.0 ya ha salido al paso de las declaraciones de Marín

«Hay que ser muy necio para intentar justificar que ocho mil vehículos estén dando vueltas sin ningún control durante veinticuatro horas al días, siete días a la semana porque creen que hay razones de interés general«, indican en un comunicado en su web.

Y es que, parece bastante extraño que una comisión que depende del gobierno, intente justificar el uso de los carriles bus taxi por las vtc por razones de competencia, cuando por otra parte pretenden fomentar el uso del transporte colectivo como excusa para no poner restricciones a las mismas VTC.

Esta no es la primera vez que la CNMC se muestra contraria a restringir la actividad de los VTC, de hecho, el regulador ha analizado la ordenanza madrileña y dispara también contra ella, al señalar que introduce «importantes restricciones» a la actividad de los Uber y Cabify.

Finalmente, Taxi Project 2.0 también critica la actuación de la CNMC y del propio Marín Quemada:

«Hay que tener muy poca vergüenza para pensar que no nos damos cuenta de quienes mueven sus hilos cuando por ejemplo, pretenden eliminar la distancia de cien metros en zonas de afluencia hasta el punto de permitir poder incluso crear paradas de VTCs en dichos puntos«.

La CNMC impugna el Reglamento del AMB sobre los VTC

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here