La Casa Real pone en cuarentena a Juan Carlos antes de que el virus de la corrupción llegue a la corona

La Casa Real pone en cuarentena a Juan Carlos antes de que el virus de la corrupción llegue a la corona

En plena crisis del coronavirus, la casa real anunció que Felipe VI repudia la herencia de Juan Carlos I y deja a su padre sin la asignación de 194.000 euros al año.

De todos modos, que el rey haya ido al notario a renunciar a la herencia de su padre es papel mojado, jurídicamente hablando, como coinciden en explicar dos expertos consultados por TV3.

El gesto de Felipe VI tiene la validez, eso sí, de su palabra.

Albet Ruda, decano de la Facultad de Derecho de Girona, remarca que Felipe VI podría acabar aceptando la herencia cuando llegara el momento.

«Si el día de mañana, cuando muera su padre, hay una herencia, el rey Felipe podría aceptarla perfectamente. No estaría vinculado por la renuncia que dice que ha hecho ahora. Legalmente no tiene ningún efecto, no tiene ningún validez».

Esther Arroyo, catedrática de Derecho Civil de la Universidad de Barcelona, recuerda que el rey no ha dicho nada de la legítima.

«Una vez muerto, puede renunciar, puede repudiar -es el término jurídico adecuado en estos casos- a la herencia y a la legítima. Y puede renunciar a la herencia pero no a la legítima, que es la parte que obligatoriamente el causante ha de dejar a los herederos forzosos».

Más allá de la legítima, en cualquier caso, el Código Civil sólo da validez a las renuncias que se hacen cuando la herencia es real. Es decir, cuando quien la dejó ya está muerto.

Con el comunicado de la Casa del Rey se pone en evidencia que el virus de la corona es la corrupción, y que Felipe VI quiere desentenderse.

El runrún de la corrupción ya hace tiempo que se siente. Con el juicio a Iñaki Urdangarin y a Cristina de Borbón, aunque ella fue absuelta, la monarquía quedó manchada.

Y aunque la magistrada se apresuró a acallar a Urdangarin, él lo dejó claro en la sala: el rey Juan Carlos le hacía saber de sus negocios.

Pregunta: Participaba usted, además del señor García Revenga, como ha manifestado ya, a su majestad el rey en sus trabajos, no, como vemos en este correo?

Urdangarin: Sí, le comunicaba cuál era mi proyecto?

Juez: Espere, no conteste.

Desde que van mal, los discursos reales han pretendido proyectar credibilidad y confianza.

En su discurso de renuncia a favor de su hijo, el 2 de junio de 2014, Juan Carlos I habló de autocrítica.

«Estos años difíciles nos han permitido hacer un balance autocrítico de nuestros errores».

Y Felipe VI, en su primer discurso como rey, 19 de junio de 2014, hablaba de proximidad con los ciudadanos.

«La Corona tiene que buscar la proximidad con los ciudadanos, preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente».

La práctica no está acompañando la teoría. Un ejemplo: el apoyo de la reina Leticia a un investigado por las tarjetas «black», los mensajes de WhatsApp al «compiyogui».

Además, la sombra de sospecha sobre Juan Carlos es alargada. Llega hasta Suiza, donde lo investigan por los 65 millones de euros procedentes de Arabia Saudí que fueron a parar a Corinna zu Sayn-Wittgeninstein, un asunto destapado en unas grabaciones del ex comisario Villarejo.

Este lunes, los técnicos de hacienda del sindicato Gestha han pedido a la Agencia Tributaria que investigue los indicios de un posible delito de fraude fiscal y blanqueo de capitales.

El juez y Anticorrupción ya han pedido a Suiza los datos que tenga sobre las donaciones.

Por lo que pueda pasar tanto en Suiza como en España, el rey Juan Carlos ya ha fichado al abogado y ex fiscal Javier Sánchez-Junco. Y es que el día que dejó la corona, el rey emérito podría haber perdido la inviolabilidad de sus posibles actos futuros, como es el caso de los delitos de los que se le acusa.


Sobre esta noticia:
Juan Carlos recibió cien millones de comisiones y han aparecido en Ginebra

 

Juan Carlos recibió cien millones de comisiones y han aparecido en Ginebra

 

El juez García-Castellón envía los audios de Corinna-Villarejo sobre Juan Carlos I a Suiza

 

El juez García-Castellón envía los audios de Corinna-Villarejo sobre Juan Carlos I a Suiza

 

Felipe VI retira la asignación a Juan Carlos I y renuncia a su herencia

Felipe VI retira la asignación a Juan Carlos I y renuncia a su herencia

 

La Casa Real pone en cuarentena a Juan Carlos antes de que el virus de la corrupción llegue a la corona