Intervenidos 33 perros en una tienda de animales del Eixample de Barcelona

El Departamento de Protección de Animales de Barcelona y la Guardia Urbana de Barcelona intervinieron 33 perros de diferentes razas en una tienda de animales del distrito del Eixample, en el transcurso de una inspección administrativa.

La inspección se realizó a raíz de las denuncias recibidas en la Oficina de Protección de los Animales por presuntas irregularidades relacionadas con las condiciones de salud de los animales que se vendían en el establecimiento.

Los animales intervenidos presentaban varias enfermedades:

Síntomas compatibles con parvovirosis (una enfermedad potencialmente mortal y contagiosa, muy frecuente en perros que no han sido correctamente vacunados durante las primeras etapas de su desarrollo), Brom, (enfermedad infecto contagiosa muy grave) coronavirus canino, tos de las perreras, lesiones dérmicas (producidas por hongos y sarna demodécica) y Giardiasis (enfermedad diarreica ocasionada por Giardia intestinales).

Se localizaron animales enfermos en un espacio ilegal de la tienda, en pésimas condiciones higiénicas y de salud. Ni la sala de cuarentena ni los boxes de los animales a la venta contaban con las condiciones higiénicas adecuadas para evitar la transmisión de enfermedades de los animales alojados.

Además del control del estado de salud de los animales, durante la inspección se pudo verificar que la tienda no cumplía, además, obligaciones documentales importantes como disponer de las facturas de compra de los animales o bien irregularidades en el registro de las entradas de animales en el Libro Oficial de Registro.

La inspección conjunta de los núcleos zoológicos, denominación técnica de las tiendas especializadas en la venta de animales, entre el Departamento de Protección de los Animales y los miembros de la sección canina de la Guardia Urbana de Barcelona es habitual y forma parte de un programa de colaboración mutua en este y otros ámbitos relacionados con la tenencia y la venta de animales.

En este sentido, esta inspección se enmarca en la campaña que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Barcelona a través de la Guardia Urbana y del Departamento de Protección de Animales municipal relacionada con la tenencia responsable de animales de compañía y con el control del comercio de venta de animales para comprobar las condiciones de estancia y cuidado de animales, así como de las condiciones administrativas y técnicas.

En estas inspecciones se tiene en cuenta, además del cumplimiento de los requerimientos documentales establecidos por la ordenanza, las condiciones vinculadas al bienestar de los animales: edad de los cachorros, pautas de vacunación y de alimentación, protocolos de profilaxis y socialización, tamaños de las jaulas, número de animales que hay en el establecimiento, indicios de enfermedades o signos de desatención, espacios de adaptación y cuarentena, y todo el resto de aspectos contemplados en la ordenanza.

Desde el Ayuntamiento de Barcelona se promueve activamente las adopciones, como primera opción para alcanzar un animal de compañía.


Como convertirse en un padre adoptivo de animales

Como convertirse en un padre adoptivo de animales

Infórmate en PELESCAPAT, de como acoger a los más necesitados

 


También se trabaja para sensibilizar a las personas que, finalmente opten por comprar un animal de compañía que lo hagan en un comercio donde la venta se haga de manera responsable.

La campaña también está destinada a sensibilizar a los propietarios de perros sobre la necesidad de adoptar comportamientos cívicos respecto a la tenencia de animales de compañía, fomentar hábitos de conducta para mejorar la convivencia con los demás ciudadanos y hacer cumplir a los propietarios de estos animales las obligaciones legales correspondientes.

En definitiva se busca la mejora del bienestar de los animales garantizando los usos diversos del espacio público compatibilizando la tenencia responsable de animales y el disfrute del espacio público para la ciudadanía en general.

Los parques, plazas y jardines de la ciudad son los espacios donde más incidencias se detectan.

De ahí que esta campaña hará especial atención en estos espacios centrándose sobre todo en los parques, plazas o jardines donde se han detectado problemas con perros o comportamientos incívicos de algunos de sus propietarios o cuidadores.

El Ayuntamiento de Barcelona regula la protección la tenencia y la venta de los animales y, en especial, las interrelaciones entre las personas y los animales a través de la Ordenanza sobre la protección, la tenencia y la venta de animales.

En este sentido, la actuación de la Guardia Urbana se centra, principalmente, en el cumplimiento de los deberes legales y la corrección de las conductas incívicas:

  • Verificar el censo y la identificación de los perros (implantación subcutánea de un microchip realizada por el veterinario).
  • Apoyar las condiciones de bienestar de los animales establecidas por la Ordenanza de Barcelona en la conducción de los perros en el espacio público: prohibición de los collares o cadenas de fuerza o estrangulación; uso de los bozales adecuados; etc.
  • Cumplimiento de la normativa en relación a la tenencia de perros de razas potencialmente peligrosas.
  • La recogida de las deposiciones del animal.
  • Evitar la invasión de espacios de juegos infantiles para personas con su perro.
  • Cumplimiento de la normativa en relación a la presencia de perros en el Metro.
  • Velar por las prácticas responsables en los establecimientos de venta de animales.

Preferentemente si la conducta no es grave, se advierte previamente a los responsables de los perros, y si esta comunicación no es posible o si es reincidente, se formulan las correspondientes denuncias.

1.300 denuncias hasta el mes de octubre

Desde el mes de enero hasta el mes de octubre de este año, la Guardia Urbana de Barcelona ha impuesto un total de 1.285 denuncias por infracciones relacionadas con la tenencia responsable de animales.

Durante todo el año pasado esta cifra fue de 1.385 denuncias.

Los principales conceptos son:

  • Tener un perro potencialmente peligroso en lugares públicos sin bozal 331
  • Tener un perro potencialmente peligroso en lugares públicos sin estar sujeto con una correa o cadena 76
  • Tener perros en los parques infantiles o jardines de uso infantil y su entorno 60
  • No recoger inmediatamente las deposiciones fecales de los animales domésticos en las vías públicas y espacios públicos o no proceder a la limpieza de los elementos afectados por las deposiciones 31
  • Mascota sin identificar mediante microchip 15
  • Mascota no censado 27
  • Tener un perro potencialmente peligroso sin disponer de licencia 159
  • Perro potencialmente peligroso sin identificar mediante microchip 40
  • Perro potencialmente peligroso no censado 62
  • Tener perros potencialmente peligrosos en las vías y espacios públicos sin que la persona que lo conduzca y controle lleve el documento identificativo o la licencia municipal 88
  • No contratar el seguro de responsabilidad civil exigible a los propietarios de perros potencialmente peligrosos 123

Intervenidos 33 perros en una tienda de animales del Eixample de Barcelona