Es la Economía Compartida una buena inversión?

Es la Economía Compartida una buena inversión?

«Dios entendió que no podía estar en todas partes, entonces creó a las madres. Y luego se dio cuenta de que las madres tampoco pueden estar en todas partes, y por eso creó a Uber», dijo un tweet.

La segunda creación de Dios se hace pública el 9 de mayo.

Debería ser la introducción más espectacular de 2019 y hará que algunos grandes inversionistas y celebridades sean ricos, como el accionista del grupo japonés Softbank, el 16,5 por ciento de un fondo estatal saudí con una participación del 5,2 por ciento, fundadores como Travis Kalanick y celebridades como Tour-cheat Lance Armstrong, el rapero Jay Z, Arianna Huffington del periódico Huffington Post y la gerente de Lady Gaga.

La pregunta es si los nuevos inversionistas que estarán esperando en la cola el 9 de mayo, como los administradores de nuestros fondos de pensiones, algún día también explotarán.

Las estadísticas no son prometedoras

El precio del principal competidor estadounidense de Uber, Lyft, que salió a oferta pública a finales de marzo, subió de 72 a 78 dólares en el primer día de cotización, pero ahora ha bajado a 56 dólares.

Hay muchas razones para rascarse detrás de las orejas.

La investigación realizada por la Universidad de Florida y la compañía de seguros Axa mostró que el rendimiento promedio de las nuevas IPO en Wall Street entre 2000 y 2016 fue negativo a corto plazo (seis meses).

Y a largo plazo, los inversores perdieron dinero en el 60 por ciento de las siete mil nuevas cotizaciones de acciones desde 1975.

Para las empresas en la economía del intercambio, además de Lyft y Uber, Slack y Airbnb también quieren salir a bolsa este año, el modelo de ganancias es tan vago como arriesgado.

Aunque los conductores de Uber se quejan de que después de deducir los costos obtienen muy poco, en promedio eso sería solo 9 dólares por hora, Uber está generando grandes pérdidas.

Uber tendrá que subir los precios, pero eso significa que habrá que apretar aún más a los conductores o que debe renunciar a la participación de mercado.

Los conductores pueden simplemente cambiar de un servicio de taxi compartido a otro.  Además, a largo plazo, Uber corre el riesgo de que será obligatorio hacer contratos a los conductores, como ya está ocurriendo con las demandas ganadas en todo el mundo.

En Uber, el crecimiento se ha desacelerado durante varios años, de 109 por ciento en 2017 a 48 por ciento el año pasado, y la participación de mercado está disminuyendo en EE.UU.

De 82 por ciento en 2017 a 71 por ciento el año pasado.

En grandes mercados como Rusia y China ya no está Uber.

Cuando una compañía se hace pública, generalmente es una señal de que los fundadores e inversionistas de la primera hora, los llamados «insiders», ven que ahora pueden canjear sus propiedades por el precio máximo.

Las empresas en el sector de las TIC, en particular, piensan que las grandes pérdidas son un buen instrumento de mercado para salir a bolsa.

Dios no había tenido en cuenta que la creación de Uber sería mal utilizada para obtener ganancias financieras.

Es la Economía Compartida una buena inversión?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here