En peligro la edición de este año del Mobile World Congress

En peligro la edición de este año del Mobile World Congress

Si algún año ha tenido riesgo la celebración del Mobile World Congress, es este.

El pasado 7 de enero tuvo lugar una renunión entre el secretario d’infraestructures i movilitat de la Generalitat de Catalunya, Isidre Gavi i Valls junto a su equipo técnico y la presidenta del Área Metropolitana de Barcelona, Rosa Alarcón, con los representantes del sector del taxi de Barcelona.

En dicha reunión Álvarez advertía: «Queda un mes y tres semanas para el Mobile World Congress y confiamos en que se pongan a trabajar con la máxima urgencia para garantizar que los servicios de inspección, Mossos d’Esquadra y las policías locales de los 36 municipios del AMB tengan las herramientas necesarias para que su trabajo sea eficaz.» respecto al control efectivo de los VTC.

La semana pasado los taxistas recibían una notificación de la Generalitat, en la cual les convocaban para la próxima reunión el día 21 de enero, tal y como se comprometieron, en que pasados 15 días tendrían una respuesta.

Las sanciones

Pero, a algún «iluminado» -como lo llaman en las redes-, se le ocurrió ayer, en medio de las negociaciones, echar más leña al fuego y notificar una sanción de 8.000 euros a Tito Álvarez como responsable de las huelgas del año pasado.

Repercusiones de la sanción

Tito Álvarez ha comunicado a Timis Local News que sus abogados van a recurrir la sanción hasta las últimas consecuencias

«En enero del 2019 después que el Departament de Territori i Sostenibilitat hiciera público que el tiempo de pre-contratación seria de 15 minutos, el sector del taxi empezó un paro espontaneo incontrolable, justo en ese momento yo me levante de la reunión porque sabía que la indignación podía traer problemas muy serios a la ciudad, enseguida se hizo una asamblea en la puerta de transports y se decidió ir al aeropuerto a debatir que se hacía», indica Tito en la notificación.

«Jamás olvidare aquella asamblea, se dijo que las asociaciones quedábamos relegadas de cualquier responsabilidad y toma de decisión y el poder era de la asamblea, se eligió un comité de huelga entre los que estaba yo», continúa Álvarez.

Lo cierto es que a partir de ese momento, todas las decisiones son asamblearias, los representantes se convierten en meros interlocutores y deben de velar para que la situación no se vaya de las manos.

Tito prosigue en su comunicado: «No entiendo como puede ser que la Generalitat no entienda que todos somos iguales cuando defendemos derechos, que en las huelgas del taxi me expuse totalmente y nuestro cometido era canalizar esa indignación para que no acabara toda la ciudad desbordada, para que el conflicto se terminara lo antes posible y
que no convoque ninguna movilización porque no tengo legitimidad para hacerlo».

¿Qué diferencia hay entre la represión del estado hacia los Jordi’s y la represión de la Generalitat hacia mi persona o cualquiera que coja un megáfono y defienda sus derechos?

La defensa de las libertades es de todos no solo de algunos y la represión exactamente igual, la diferencia es que a unos se les mete en la cárcel injustamente y a otros se les aplica la ley mordaza con cuantiosas multas.

«No pienso pagar ni un duro y recurriré hasta las últimas consecuencias estas sanciones injustas, yo no soy responsable de los 5.000 taxistas que dormimos en la gran vía porque yo decido por mí y mi asociación no convoco nada, quizás la próxima vez lo mejor será que dejemos al sector descontrolado».

Mañana día 15 de enero del 2020 los taxistas tienen previsto registrar los permisos correspondientes para las posibles movilizaciones en toda las semana que dura el Mobile World Congress.

Y avisan: «Vamos a hacerlo no sea que nos multen».

En peligro la edición de este año del Mobile World Congress

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here