El coche autónomo de Uber que mató a una mujer no sabía que tenía que parar

El coche autónomo de Uber que mató a una mujer no sabía que tenía que parar

Los investigadores federales de seguridad de EE.UU. revelaron en documentos publicados a principios de esta semana que un automóvil Uber autónomo que golpeó y mató a una mujer de Arizona no pudo reconocer a los peatones.

Elaine Herzberg, de 49 años, murió después de ser golpeada en marzo de 2018 por un SUV Volvo, que tenía un operador en el asiento del conductor y viajaba a 80 km por hora en modo autónomo por la noche en Tempe.

El fatal accidente se produjo como resultado de que el Uber automatizado no tuviera «la capacidad de clasificar un objeto como peatón a menos que ese objeto estuviera cerca de un cruce de peatones», dijo uno de los documentos publicados por la Junta Nacional de Seguridad del Tráfico, o NTSB.

Debido a que el automóvil no podía reconocer a Herzberg como un peatón, en lugar de alternar entre las clasificaciones de «vehículo, bicicleta y otro», no pudo predecir correctamente su camino y concluyó que necesitaba frenar solo 1,3 segundos antes de hacerlo.

La golpeó cuando ella giró su bicicleta al otro lado de la calle.

Uber le dijo a la NTSB que «desde entonces ha modificado su programación para incluir a los peatones entre sus objetos reconocidos», pero también se expresaron otras preocupaciones en el informe de la NTSB.

Uber había desactivado el sistema de frenado de emergencia, confiando en que el conductor se detuviera en esta situación, pero el sistema no estaba diseñado para alertar al operador, que «intervino menos de un segundo antes del impacto al enganchar el volante», según los documentos.

«Lo que no necesitamos en el futuro es un coche ignorante, pero tampoco un programador».

Vemos demasiados accidentes de conductores de Uber con vehículos normales, así que al menos los autónomos deberían de tener mayor seguridad.

El conductor de seguridad estaba trabajando solo, un cambio reciente en el procedimiento, y no mantuvo la vista en la carretera, según el informe.

La NTSB también dijo que el Grupo de Tecnologías Avanzadas de Uber tenía un equipo técnico de seguridad del sistema, pero no pudo «tener una división de seguridad operacional independiente o un gerente de seguridad».

La compañía además «no tenía un plan de seguridad formal, un procedimiento de operaciones estandarizadas (SOP) o un documento guía para la seguridad».

Sarah Abboud, portavoz de Uber, dijo a Reuters que la compañía lamentaba el accidente, pero dijo que el programa automatizado de Uber «adoptó mejoras críticas para priorizar aún más la seguridad».

«Valoramos profundamente la minuciosidad de la investigación de la NTSB sobre el accidente y esperamos revisar sus recomendaciones», dijo.

Desde septiembre de 2016 hasta marzo de 2018, los vehículos de prueba de Uber estuvieron involucrados en 37 choques mientras conducían de manera autónoma, pero solo dos fueron el resultado del fallo de un automóvil para identificar un peligro en la carretera.


Relacionado:

Quién debería morir en un accidente?

 

COCHES SIN CONDUCTOR: QUIÉN DEBERÍA MORIR EN UN ACCIDENTE?

 

El automóvil Intel Mobileye ignora el semáforo rojo en una prueba

 

EL AUTOMÓVIL INTEL MOBILEYE IGNORA EL SEMÁFORO ROJO EN UNA PRUEBA

 

El coche autónomo de Uber que mató a una mujer no sabía que tenía que parar

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here