4.500 taxis colapsan el centro de Barcelona en protesta contra Uber

4.500 taxis colapsan el centro de Barcelona en protesta contra Uber

Más de 4.500 taxistas, según Elite Taxi, han participado en una marcha lenta por Barcelona para protestar contra el retorno de Uber a la ciudad. La manifestación, convocada por el sindicato mayoritario del sector, ha empezado a las 10 horas en la Plaza de España y avanzado por la Gran Via de les Corts Catalanes y la plaza de Catalunya, hasta llegar a la sede de Fomento del Trabajo, en la vía Laietana.

4.500 taxis colapsan el centro de Barcelona en protesta contra UberAquí han lanzado billetes con la cara del presidente de la entidad, Josep Sánchez-Llibre, en la que se podía leer «Fomento del Trabajo precario».

Después han llegado al final del recorrido, el Parlament de Catalunya, donde los representantes del sector se han reunido con los partidos políticos. Los taxistas se han concentrado desde el Paseo de Lluis Companys en una fila de cuatro coches que llegaba hasta la calle Fontanella, en total, 2,5 km.

4.500 taxis colapsan el centro de Barcelona en protesta contra UberA la salida de la reunión, el portavoz de Elite Taxi, Tito Álvarez, ha asegurado que todos los partidos políticos los apoyan y ahora les pide que comparezcan ante los medios o publiquen un comunicado para hacerlo público. También pide que se de un apoyo explícito al IMET.

No se detendrán hasta que Uber se marche

Antes de comenzar la marcha, el portavoz de Elite Taxi, Tito Álvarez, aseguró que no detendrán las movilizaciones hasta que Uber se vaya de la ciudad. «No los queremos operando ni de forma ilegal ni de forma legal», comentó.

Los taxistas se quejan de la presencia de la multinacional estadounidense en la ciudad y dicen que quiere poner fin a la regulación pública de los precios del taxi como servicio público. De momento, Uber funciona como aplicación móvil que pone en contacto usuarios y taxis, aunque en la app no hay taxis disponibles.

Advertencia del IMET

De hecho, el IMET ya ha avisado a Uber que no puede operar hasta que tenga la autorización ya que, en caso contrario, está incumpliendo la normativa, que le obliga a ofrecer la Tarifa 3. Y ha advertido a los taxistas que operen a través de la aplicación que pueden ser sancionados con multas de hasta 1.250 euros e incluso la retirada de la licencia.

Con el objetivo de completar el proceso de validación, hay dos temas claves pendientes de resolver y que tienen que ver con la garantía de la transparencia de la tarifa al usuario en relación al kilometraje y el precio a pagar, así como con la identificación del taxi que ha realizado el servicio.

Por otra parte, aquellos taxistas que estén trabajando a través de la App Uber, y que, por tanto, no den la opción de precio cerrado, se les abrirá un expediente informativo para analizar si el comportamiento se convierte en una infracción.

4.500 taxis colapsan el centro de Barcelona en protesta contra Uber