Terminado el primer edificio APROP en Barcelona para emergencias habitacionales

Durante los próximos días el Ayuntamiento adjudicará los doce alojamientos de proximidad provisionales ubicados en la calle Nou de Sant Francesc, 8-10, en el barrio Gótico de Barcelona.

Las primeras familias, inscritas en la mesa de emergencia, podrán entrar a vivir en alojamientos después de fiestas, y vivirán de manera provisional mientras esperan una vivienda social definitivo.

También podrán acceder personas que estén inscritas en el Registro de solicitantes de viviendas de protección oficial de Barcelona.

Se trata de una estructura formada por dieciséis módulos de antiguos contenedores marítimos reciclados y acondicionados que se han ido encajando unos con otros y que han dado lugar a un edificio de doce alojamientos: cuatro tienen dos habitaciones y 60 metros cuadrados de superficie y los otros ocho tienen una habitación y 30 metros cuadrados de superficie. El proyecto tiene un coste de 940.000 euros.

La construcción del edificio se ha completado en cuatro meses durante los cuales se han instalado las escaleras, el ascensor, la fachada nueva y la cubierta exterior.

En la planta baja, además, se ubicará el Centro de Atención Primaria del Gótico.

La prueba piloto de esta alternativa residencial inspira en propuestas de éxito que ya funcionan en otras ciudades como Amsterdam, Copenhague o Vancouver.

Una solución más sostenible

El edificio se ha hecho con contenedores marítimos, una fórmula innovadora para construir viviendas de una manera más rápida y sostenible.

Como se trata de edificios modulares e industrializados, los APROP reducen en un 58% los residuos, y el hecho de reutilizar los contenedores marítimos permite reducir en un 32% las emisiones de CO 2.

La certificación energética de los APROP es AA, por eso el consumo energético es de cuatro a seis veces más bajo que el de una construcción convencional con las mismas características.

El segundo proyecto, en Sant Martí

El edificio del barrio gótico forma parte de una prueba piloto que se está implantando actualmente y que prevé otras instalaciones en otros barrios de la ciudad.

A principios de 2020 se pondrá en marcha el procedimiento para la licitación de un segundo proyecto en la calle de Bolivia, 33-41, en el barrio de El Parc i la Llacuna del Poblenou, en el distrito de Sant Martí.

Este segundo proyecto tendrá 42 alojamientos, 35 dobles y 7 individuales, y una lavandería compartida, equipamientos para el barrio, un huerto urbano y una cubierta verde.

Terminado el primer edificio APROP en Barcelona para emergencias habitacionales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here