Taxi Project 2.0, el sindicalismo del siglo XXI

Taxi Project 2.0, el sindicalismo del siglo XXI

Llevábamos muchos años en Madrid, sin presenciar acciones en el ámbito político, que no fuesen más allá de la tradicional presión sindical.

Habría que remontarse a los muchos encuentros entre el partido popular y la junta directiva de la Asociación Gremial del Taxi de Madrid, encuentros donde la citada asociación parecía formar parte del propio contubernio político.

Eran momentos donde la sindical «mayoritaria» del sector, Fedetaxi caminaba de la mano del partido popular y acompañados por el abogado Emilio Domínguez y su presidente Miguel Ángel Leal o su vicepresidente Ángel Julio Mejías.

Cabe recordar esos momentos, como aquellos donde el taxi español empieza por primera vez en su historia, a caminar junto desde las bases y referenciados especialmente en las asociaciones Élite Taxi de toda España, así como de la asociación Antaxi.

En aquel momento las administraciones del partido popular, comprendieron que no sería fácil domesticar al sector del taxi, ni contando con la complicidad de la supuesta asociación mayoritaria del sector Fedetaxi.

El PP se vio obligado a realizar un giro en sus planteamientos, para intentar argumentar que el taxi español estaba en la línea de sus propuestas, siempre liberalizadoras y buscando convertir al sector VTC en Taxi.

En esos momentos y coincidiendo con la gran huelga de julio de 2018, es cuando Fedetaxi por primera vez y después de haber renegado anteriormente de las acciones sindicales que se sucedían por todo el país, decide hacerle creer al sector, que ellos también quieren formar parte de esos movimientos sindicales.

Los taxistas recordarán el engaño de los célebres grupos de trabajo de Miguel Ángel Leal, fueron su primera acción para frenar los movimientos sindicales que se estaban produciendo y que no estaban en línea ni con la administración popular ni con su propio sindicato.

Una situación que se estaba evidenciando en los medios de comunicación y que el partido popular no podía permitir.

El resultado de ese escenario, fue devolvernos a las reivindicaciones del sindicalismo tradicional con las huelgas más profundas del sector del taxi y devolvernos a la realidad que partido popular y Gremial/Fedetaxi, venían marcando hace tiempo.

Que ocurrió?

En Madrid se redactó un reglamento, por parte del partido popular, asesino contra los intereses del sector del taxi.

Las evidencias de la complicidad sindical están recogidas en los medios por parte de Miguel Ángel Leal, Emilio Domínguez y Ángel Julio Mejía.

Este escenario nos recuerda al de un sindicalismo tradicional que se vende a la patronal, mientras otra parte del sindicalismo, el auténtico y de base pide soluciones a las administraciones.

Taxi Project 2.0 nos demuestra que existe otro tipo de sindicalismo, un sindicalismo capaz de trabajar e invertir en investigación y soluciones, para después poder demostrar técnicamente y sin complejos ante las administraciones, cual es la realidad objetiva de todo cuanto sucede alrededor del sector del taxi y del sector VTC, pero sobre todo de quienes les alimentan que son las plataformas digitales.

Sólo el tiempo demostrará el alcance de esta nueva forma de sindicalismo, pero muy posiblemente iniciativas como esta puedan suponer oxígeno para un sindicalismo profundamente desgastado.

Taxi Project 2.0 y otras iniciativas similares pueden abrir la vía al sindicalismo del Siglo XXI

1 Comentario

  1. Xabi Torre, eres acojonante, no das opción a mal interpreta tu comentario, es claro, conciso y escueto, sin agregarle basura que a nadie le importa. Un saludo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here