Los taxistas mexicanos paralizan CDMX artos de promesas sin cumplir

Los taxistas mexicanos paralizan CDMX hartos de promesas sin cumplir

La batalla viene de largo, en 2013 Uber irrumpió en el mercado mexicano como empresa de transportes careciendo de todos los permisos necesarios que se les exigían a los taxistas.

En 2014 comenzaron las primeras protestas por la competencia desleal y en mayo de 2015 la capital mexicana quedó inmovilizada durante más de siete horas esperando que el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) realizara de una vez los controles a los vehículos que ofrecían servicios de transporte ilegales.

La agrupación de Taxistas Organizados de la Ciudad de México (TOCDMX) emitieron un comunicado que acusaba al gobierno capitalino de adoptar una posición de protección a las empresas transnacionales, además de «incumplir su palabra y engañar a los taxistas» ya que no asumía su papel como regulador de los servicios públicos”.

El gobierno prometió un acuerdo por el cual se comprometía a que Invea ejerciera control sobre las empresas como Uber, Cabify y también sobre los coches de transporte piratas, pero finalmente, fue expedido otro documento en el que estos pactos no figuraban.

Así, el entonces jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, no supo resolver el problema y dijo que se establecerían mesas de diálogo para llegar a un acuerdo.

Dos meses más tarde se aprobó una normativa en la cual se establecía la obligación de que Uber y Cabify destinasen un 1,5% de los ingresos para un fondo del Taxi, la movilidad y el Peatón.  Además de la prohibición de aceptar pagos en efectivo y regresar a la base después de cada servicio.

Como es natural y ocurre en todas las ciudades del mundo, esta normativa se incumple cada día por Uber y Cabify.  Asimismo, el Fondo para el Taxi, la Movilidad y el Peatón no ha registrado ningún ingreso de lo prometido.

Los Taxistas de México hartos de promesas

Más de 10.000 taxistas han bloqueado varios puntos de Ciudad de México, así como Reforma, el barrio Santa Fe, las avenidas de acceso a la capital y la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional.

Los taxistas han exigido al Gobierno que inhabilite las aplicaciones de Uber, Cabify y DiDi porque ya están cansados de falsas promesas.

Los acuerdos

Después de 10 horas de protesta, en las que bloquearon algunas de las principales avenidas de la Ciudad de México, integrantes del Movimiento Nacional Taxista (MNT) informaron que en una mesa de diálogo con autoridades de la Secretaría de Gobernación lograron cuatro acuerdos básicos, entre ellos el no realizar más bloqueos.

“Le ofrecemos una disculpa a la ciudadanía”, dijo el secretario de Finanzas del Movimiento Nacional Taxista (MNT), Ángel Morales, en conferencia de prensa, sobre los bloqueos en puntos como Reforma, Santa Fe, Insurgentes y los accesos carreteros a la capital.

A las 19:00 horas, los taxistas ya se habían retirado de Paseo de la Reforma.

Entre los acuerdos destacan el establecer una ruta jurídica y que participen instancias como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, autoridades del Estado de México y la Ciudad de México, para determinar si son legales o no los servicios que proporcionan transporte con apps o aplicaciones.

También se prevé la puesta en marcha de una app global que funcione para todos los taxis, incluyendo a los integrantes del Movimiento Nacional Taxista, en la que todos puedan sumarse en igualdad de condiciones.

Los taxistas mexicanos paralizan CDMX hartos de promesas sin cumplir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here