Los taxistas denuncian una trama contra el sector por parte de la CAM, los VTC y la CEOE

Los taxistas denuncian una trama contra el sector por parte de la CAM, los VTC y la CEOE

La Asociación Profesional Elite Taxi BCN ha hecho público un entramado para atacar al sector del taxi.

A través de diversos medios de comunicación las empresas Moove Cars y Vector Ronda, que entre las dos suman más de 6.000 autorizaciones de Vehículos de Transporte con Conductor (VTC), han estado calentando motores para convencer a la opinión pública de que se ha constituido una ‘nueva asociación llamada Aseval‘.

Así lo denuncia la asociación Elite Taxi:

«El sector del taxi no está siendo discriminado en la prestación de ayudas casualmente, ni tampoco es casual el amplio y público impulso, que la Comunidad de Madrid especialmente, está dando a las plataformas Uber y Cabify».

Según hemos podido saber a través del diario Todo Taxi, el Ministerio de Sanidad adjudicó un contrato para mover personal sanitario durante la pandemia a través de vehículos de Cabify.

El concurso, que se asignó sin publicidad ni concurso público por entenderse que era de extrema urgencia, se le adjudicó a Jobandtalent, una empresa que opera en el sector del empleo precario.  Su presidente ejecutivo es un exfundador de Tuenti y entre sus inversores aparecen conocidos nombres como la Fundación José Manuel Entrecanales, Pelayo Cortina Koplowitz, Nicolás Luca de Tena, el fondo Qualitas Equity Partners, Kibo Ventures o el fondo creado por el fundador de Skype, Niklas Zennström.

Aseval y la CEOE

Seún explica Elite Taxi Aseval no es una nueva asociación. «Tenemos que decir que Uber y Cabify no han diseñado una nueva patronal VTC, lo que han hecho es tomar el control de una patronal ya existente y que forma parte de la CEOE desde el 27 de enero de 2020, ASEVAL/MADRID».

La asociación de autónomos ATA con su presidente Lorenzo Amor a la cabeza ha estado negociando las ayudas con el ministerio de José Luis Escrivá, entre otros, en representación de la patronal ASEVAL que a su vez representa los intereses de Uber y Cabify, puesto que Lorenzo Amor comparte las presidencias de ATA y CEOE, organización en la que se integra ASEVAL.

El apoyo de Ángel Garrido de la Comunidad de Madrid

ASEVAL adelantaba lo que iba a suponer un nuevo engaño a la opinión pública orquestado por Ángel Garrido, afirmando que el Consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid tenía preparado el borrador mediante el cual, entre otras medidas, los VTC serían regulados en la comunidad de Madrid.

El día 8 de octubre Ángel Garrido hacía pública su voluntad de legislar y crear una regulación para lo Vehículos de Transporte con Conductor, cuando es de dominio público que la Comunidad de Madrid rechaza por completo regular los VTC, como así exigieron los taxistas madrileños durante 15 días de huelga y lucha en las calles.

A cambio se puso en marcha el reglamento de la CAM, que lejos de regular a los VTC pretende desregular al sector del taxi, algo a lo que la asociación Taxi Project hace frente mediante una impugnación a ese reglamento.

Así lo expone Elite Taxi:

Todos sabemos que Uber y Cabify no quieren regulaciones, quieren libertad absoluta de maniobra y legislaciones a su medida para introducirse en el mercado del taxi, ellos sólo utilizan el término regulación para engañar a la opinión pública y en ocasiones al propio sector.

Los taxistas denuncian una trama contra el sector por parte de la CAM, los VTC y la CEOE