Los representantes del transporte desconfian de la eficiencia de Uber Freight

Los representantes del transporte desconfian de la eficiencia de Uber Freight

Hace un mes, la compañía Uber Freight inició su actividad en Holanda, donde se encuentran los puertos con más movimiento de Europa.

El proyecto piloto en el país europeo es el precedente de lo que va a llegar a España, donde ha suscitado numerosos interrogantes y recelos.

Los representantes del sector del transporte desconfian de Uber Freight.

El secretario federal del sector de Carreteras y Urbanos de UGT, Emilio Cardero, da por hecho que Uber Freight tiene que operar con la autorización de operadores del transporte, como el resto de asociaciones.

Y se plantea cómo piensa operar la tecnológica cuando haya que realizar, por ejemplo, un transporte de mercancías peligrosas, que necesita seguros, registros y condiciones especiales, como en el caso del transporte farmacéutico.

Además, explica que la nueva ley de cabotaje exige ordenar la carga según unas condiciones y duda de que Uber Freight cuente con estos requisitos.

Por su parte, los transitarios opinan que su actividad requiere una estructura empresarial mínima con la que Uber Freight no cuenta.

“Nuestra actividad principal es el consolidado, que en un mismo modo de transporte van mercancías de 15, 20 o 25 expedidores hacia 15, 20 o 25 destinatarios. Se envía a un destino concreto donde después hay que hacer todas esas entregas”, indica el secretario general de la Asociación de Transitarios de Madrid, Cesáreo Fernández.

Fernández no ve claro cómo una plataforma va a ofrecer los servicios que un transitario necesita.

Las disruptivas transnacionales

El temor ante el abuso de posición dominante de algunas multinacionales es latente ahora en casi todos los sectores.

Preocupa sobre todo la irrupción de los gigantes financieros y tecnológicos en cuanto que posee una pérdida de la competencia y llevar de facto a un quasi monopolio, como empieza a suceder en otros mercados, especialmente en el sector del taxi en todo el mundo.

Por su parte, el presidente de la Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías (Fetransa), Víctor González, critica la llegada de Uber Freight: “El gremio del taxi conoce muy bien esta realidad. En sí, la oferta parece atractiva: me localizan, ahorro tiempo, me pagan casi en el momento de realizar el servicio y evito kilómetros en vacío».

Pero sabemos que detrás de ese escenario se esconde la estrategia de una multinacional que pretende acaparar cuota de mercado mediante ofertas de lanzamiento, y una vez alcanzado el objetivo, crecer a cuenta de las condiciones laborales de los usuarios de su plataforma.

Las plataformas digitales aprovechan los vacíos legales y no invierten en empleados ni en recursos propios, sino que subcontratan los ajenos esquivando los costes fijos que ello conlleva, frente a las grandes empresas, que son las que realmente generan empleo de calidad y riqueza para la economía del país.

Estas estructuras novedosas de la llamada «economía colaborativa» necesitan precisamente un mercado desestructurado o incluso más atomizado de lo que está ahora mismo para tener cabida y poder coordinar a personal autónomo.

Los representantes del transporte desconfian de la eficiencia de Uber Freight

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here