La primera bombilla del mundo reparable y sin obsolescencia programada

En un cuartel de bomberos de la ciudad livermore, California, se encuentra la bombilla mas famosa del mundo, incansable, impasible, cumpliendo con su cometido de transformar la energía eléctrica en calor y el calor en luz.

Esta bombilla centenaria no es famosa por casualidad y es que lleva nada más y nada menos que 115 años dando servicio ininterrumpido.

Se trata de una bombilla de 60 vatios de potencia que lleva dando luz desde el año 1901, aunque a día de hoy la bombilla por el desgaste solo llega a una potencia de 4 vatios es todo un misterio los motivos por los cuales sigue en funcionamiento.

El ingeniero catalán Benito Muros, creó la bombilla sin la temida y odiada obsolescencia programada.

Muros, explicó que el producto n fue bien recibido en general y que además, sufrió una campaña de desprestigio por parte del sector.

Cabe destacatar que Benito Muros es el presidente de la fundación Feniss, que lucha contra la obsolescencia programada y aboga por un modelo de desarrollo que viable, que garantice el bienestar social y asegure el uso racional de los recursos naturales.

La deseada bombilla

La bombilla Actúa Vida, de origen español, es la primera bombilla del mundo reparable y fabricada sin obsolescencia programada.

Así lo ha acreditado la entidad certificadora más importante del mundo, Tuv Rheinland, acreditada por la Unión Europea, y el Ministerio de Industria del gobierno español, a través de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC).

La bombilla es obra de la empresa Light & Life Technology, con sede en Barcelona, dedicada durante los últimos diez años a perfeccionar una línea de iluminación diseñada para funcionar durante décadas sin fundirse.

La composición

La base

Está elaborada con aluminio de gran pureza. Las bombillas ordinarias utilizan componentes de plásticos térmicos que disipan el calor de forma muy inferior al aluminio puro, provocando un descenso de la durabilidad del producto ya que el calor permanece interno y daña los componentes electrónicos.

El aluminio puro de esta bombilla tiene una capacidad de disipación 3, es decir, el calor que generan los componentes electrónicos y los diodos led están preparados para expulsar el calor al exterior.

La cúpula

Cuenta con dos cúpulas sobrepuestas, una de cristal y otra de silicona con un punto de fusión muy alto (más de 200 grados).

Asimismo, la Actúa Vida no emite radiación de luz azul, por lo que no perjudica la salud.

La cúpula de cristal de la bombilla Actúa Vida difumina la luz a 360 grados, siendo la única bombilla led del mercado con estas propiedades.

Componentes

La bombilla AV cuenta con más de 100.000 horas de vida útil, muy por encima de la vida media de los componentes de las bombillas tradicionales, que están entre 1.000 y 3.000 horas.

Además, está fabricada para durar entre 12 y 14 años si permanece encendida 24 horas.

Si se enciende entre 4 y 5 horas al día, el consumo más habitual en los hogares, su vida útil puede llegar a los 100 años, y después se puede reparar sin necesidad de comprar otra.

Y si dentro de 80 o 100 años, cuando la bombilla deje de funcionar, si existe un componente más eficiente, que consume menos, la coniguración de la bombilla está abierta para poder incorporar la nueva tecnología.

Por tanto, es la primera bombilla reparable del mundo. Solo habrá que cambiarle la parte lumínica o electrónica.  El coste de este recambio es de entre 1,5 euros y 3 euros, además, no genera ningún tipo de residuo.

La primera bombilla del mundo reparable y sin obsolescencia programada

1 Comentario

Comments are closed.