Huelga mundial por el clima: el mundo se detiene por la salud del planeta

Huelga mundial por el clima: el mundo se detiene por la salud del planeta

Entidades juveniles y medioambientales han organizado movilizaciones en todo el mundo para hacer una llamada a la lucha contra el cambio climático, un fenómeno que es innegable y que ya está aquí.

El Ayuntamiento de Barcelona se ha adherido a la huelga mundial por el clima.

Las movilizaciones han coincidido con la cumbre mundial de las Naciones Unidas sobre la emergencia climática, que ha reunido los principales jefes de estado y de gobierno y las grandes ciudades del mundo.

La emergencia climática ya está aquí. ¿Qué pasará si no actuamos?

  • Aumento de la temperatura media de más dos grados centígrados en 2030.
  • Disminución de las precipitaciones, que serán más torrenciales. Se calcula que en 2050 se habrán reducido en un 12% los recursos hídricos superficiales y en un 9% los recursos hídricos subterráneos.
  • Olas de calor y episodios de sequía.  El calor excesivo y sostenido comporta un aumento de la mortalidad y la morbilidad, especialmente en los grupos más vulnerables, como los ancianos y los niños.  Se calcula que en Barcelona se vivirán entre cuatro y cinco olas de calor cada año antes de 2050.  Episodios de sequía prolongados provocarían restricciones en el consumo de agua y afectarían la vegetación y la biodiversidad del territorio, que serán más vulnerables a sufrir plagas y enfermedades.
  • Aumento del nivel del mar.  El incremento del nivel del mar y las inundaciones debido a las lluvias torrenciales comportarán un retroceso de todas las playas de la ciudad, para que se reducirá la superficie de arena. Se estima que el nivel del mar podría aumentar en más de 130 centímetros en 2100.
  • Incremento de las enfermedades respiratorias e infecciosas.  El cambio de clima conllevaría la entrada de vectores de enfermedades como el dengue, el Zika o el chikungunya y el aumento de las enfermedades cardiorrespiratorias causadas por la contaminación atmosférica.

¿Qué hace el Ayuntamiento de Barcelona contra el cambio climático?

  • Decreto de la emergencia climática. El 1 de enero de 2020 se declarará la emergencia climática en la ciudad. Para responder, el Gobierno municipal activará este otoño un paquete de medidas urgentes acordadas en la primera Mesa para la Emergencia Climática, en la que participan más de doscientas entidades, expertos y representantes de las administraciones.  La actuación incluye acciones en el ámbito de la movilidad, el urbanismo, los entornos escolares, la energía y la gestión de residuos.
  • Plan Clima. Es un programa estratégico con 242 medidas para afrontar los efectos del cambio climático que gira en torno a cuatro ejes principales:  Mitigar los efectos del cambio climático, adaptar la ciudad a las consecuencias del problema, priorizar los colectivos más vulnerables e implicar a la ciudadanía en esta lucha.  Los objetivos principales del plan son:
    • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 45%.
    • Incrementar el espacio verde en 1,6 metros cuadrados por habitante y el arbolado.
    • Reducir el consumo de agua doméstica a 100 l / día.
    • Alcanzar el 60% de recogida selectiva de residuos.
  • Zona de bajas emisiones permanente. El 1 de enero de 2020 entrará en vigor la zona de bajas emisiones permanente todos los días laborables , de 7.00 a 20.00 horas. Una ordenanza municipal regulará la restricción a la circulación y las sanciones a los vehículos sin etiqueta ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT). Se calcula que en los próximos cuatro años la medida afectará a unos 125.000 vehículos.

Qué puede hacer para luchar contra el cambio climático?

El Ayuntamiento de Barcelona propone una lista de acciones cotidianas que puede hacer toda la ciudadanía para contribuir a combatir los efectos del cambio climático.

  • Más verde para tener más frescura y sombra. En casa, poner plantas en los jardines y balcones, participar en los huertos comunitarios o proponer plantar una cubierta verde en la azotea del edificio.
  • Cambio de modelo energético. Contratar electricidad verde; revisar las facturas de suministro e informarse de cómo reducir el consumo de energía en los puntos de asesoramiento energético; comprar electrodomésticos con etiquetas de máxima eficiencia, o instalar placas fotovoltaicas en la azotea de su casa.
  • Movilidad más sostenible. Moverse a pie, en transporte público o en bici; si hay que utilizar un vehículo privado, hacerlo de manera compartida; reducir los viajes laborales, y apostar por las videoconferencias.
  • Consumo y residuos. Reducir la compra de productos con envases de plástico; separar el papel, el vidrio y el plástico; utilizar los puntos verdes; la compra con bolsas de ropa y cestas; comprar a granel, productos frescos, de proximidad y ecológicos, y comprar ropa de segunda mano.

Huelga mundial por el clima: el mundo se detiene por la salud del planeta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here