Huelga de estudiantes en Barcelona por el encarcelamiento de Pablo Hasel

Huelga de estudiantes en Barcelona por el encarcelamiento de Pablo Hasel

Manifestaciones estudiantiles este mediodía en Barcelona y Lleida para pedir la libertad del rapero Pablo Hasél y para protestar contra las detenciones que ha habido esta semana.

Convocada por el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes (SEPC), se enmarca en una jornada de huelga convocada este viernes en la Universidad. También hay manifestaciones previstas en Lleida y Tarragona, en este caso a las siete de la tarde.

El lema de esta jornada de protesta es «Amnistía e independencia. Las universidades por la libertad.»

En Barcelona, ​​hacia el mediodía un centenar de estudiantes se han concentrado en la plaza Universidad.

Pasados ​​doce y media, la manifestación ha comenzado a avanzar por la calle Pelai donde se han unido unas cuatrocientas personas más.

Desde el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes (SEPC) se es consciente de que con el actual sistema de enseñanza semipresencial y mayoritariamente online la protesta no tendrá el mismo seguimiento a las universidades, para que el grueso de los estudiantes están en casa.

De todos modos, defiende la necesidad de movilizarse para «defender el derecho a la libertad de expresión y denunciar la violencia policial», en palabras de Anna Clua, portavoz del SEPC.

Clua explicó que no tienen ningún militante del sindicato entre los detenidos, pero que «hay toda una razia represiva que viene de lejos» contra la que hay que protestar.

Citó, entre otros, el caso de Marcel Vivet, detenido en febrero de 2019, cinco meses después de participar en una protesta contra el homenaje del sindicato de policías y guardias civiles vinculado a Vox, Jusapol, que fueron desplegados en Cataluña por el 1 -O.

«Esta huelga de hoy no es más que el resultado del malestar que vive la sociedad en general, pero, sobre todo, la juventud.»

Un juventud que Clua ha descrito en el programa «Els matins» de TV3, como «la generación de las dos crisis», a la que no le «queda nada, tampoco el miedo» y que, por ello, ha añadido, sale a la calle a defender sus derechos.

Preguntada sobre los disturbios que han acompañado las manifestaciones de esta semana, Clua ha argumentado que «no se dan porque sí, sino porque hay un descontento», y vaticinó que, en consecuencia, «los disturbios se acabarán cuando se termine la represión».

Junto con las convocatorias, el sindicato ha hecho público un manifiesto en el que califica de «razzia represiva contra la libertad de expresión» el encarcelamiento de Pablo Hasél y la detención de una cincuentena de personas, esta semana, durante las manifestaciones de protestas.

Añade que «España ataca frontalmente los derechos básicos y las garantías jurídicas», y que » la Generalitat actúa como un brazo autonómico y represor».

Defienden, además, que los centros educativos debe garantizar «la libertad de expresión y el pensamiento crítico» y que «la represión y la policía no tienen cabida», en referencia a la detención de Hasél en el interior del rectorado de la Universidad de Lleida.

Ocupación simbólica del rectorado de la UB

Coincidiendo con la jornada de huelga, una treintena de integrantes del SEPC han entrado en el rectorado de la Universidad de Barcelona (UB) para leer un manifiesto en el que han pedido una respuesta «punzante» del rector, Joan Guardia Olmos, a favor de la libertad de expresión y «contra la represión».

En la línea de lo que defienden en el manifiesto, también quieren que Olmos defienda la Universidad como «espacio de pensamiento crítico».

Huelga de estudiantes en Barcelona por el encarcelamiento de Pablo Hasel