El toque de queda se extiende en Chile a medida que aumenta el número de muertos

El toque de queda se extiende en Chile a medida que aumenta el número de muertos

Cinco personas murieron el domingo cuando los saqueadores incendiaron una fábrica de ropa al norte de Santiago, lo que elevó el número de muertos a ocho, en una ola de disturbios en Chile.

El toque de queda se extiende en Chile a medida que aumenta el número de muertos Las autoridades han extendido el toque de queda por segunda noche consecutiva y ampliado el estado de emergencia a otras regiones.

El domingo, tres personas murieron en el incendio de un supermercado, dos de ellos en el propio establecimiento y la tercera cuando era trasladada al hospital.

Una subida de tarifas del metro, que ahora ha sido suspendidad, provocó protestas en todo el país la semana pasada que dejaron cientos de heridos.

Más de 1.400 personas han sido detenidas, 614 en Santiago y 848 en el resto del país, según las autoridades.

Toque de queda para una segunda noche

La policía y el ejército utilizaron gases lacrimógenos y cañones de agua contra los manifestantes en la capital mientras se producían violentos enfrentamientos por tercer día, con manifestantes incendiando autobuses, destrozando estaciones de metro, tiendas y derribando semáforos.

El toque de queda se extiende en Chile a medida que aumenta el número de muertos

«Estamos en guerra con un enemigo poderoso e implacable que no respeta a nada ni a nadie y está dispuesto a usar la violencia y el crimen sin límites», dijo el presidente Sebastián Piñera el domingo por la noche en una charla desde el cuartel general militar.

En una reunión de emergencia con funcionarios estatales, Piñera defendió su decisión de llamar al estado de emergencia y desplegar miles de tropas.

«La democracia no solo tiene el derecho, tiene la obligación de defenderse usando todos los instrumentos que la democracia misma proporciona, y el estado de derecho para combatir a aquellos que quieren destruirla», dijo.

Interrupciones de tránsito

Al menos dos aerolíneas han cancelado o reprogramado sus vuelos a Santiago, afectando a 1.400 pasajeros el domingo y el lunes. La escuela ha sido suspendida este lunes en la mayor parte del área metropolitana.

Casi todo el transporte público que presta servicio a los 7 millones de habitantes de la capital se paralizó el domingo.

El jefe del sistema de metro, Louis De Grange, dijo que los trabajadores tratarían de asegurarse de que una línea estuviera en funcionamiento el lunes, pero que podría tardar bastante más que las otras cuatro reanudasen el servicio.

El sábado, en un intento por calmar los disturbios, Piñera anunció que suspendería el aumento de la tarifa del metro que provocó las violentas manifestaciones.

Pero los disturbios han continuado, y el presidente se comprometió a buscar «soluciones» para «reducir las desigualdades excesivas» en el país.

Piñera reconoció que los manifestantes tenían «buenas razones» para protestar. «Pero nadie tiene derecho a comportarse con la brutal violencia ilegal de quienes han destruido, incendiado o dañado más de 78 estaciones del metro de Santiago», dijo.


Relacionado:

El estado de emergencia en Chile. Así está ahora Santiago.

 

 

 

El toque de queda se extiende en Chile a medida que aumenta el número de muertos

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here