La Guardia Civil y la Gendarmería francesa desmantelan una organización dedicada al tráfico de drogas en Girona

La Guardia Civil y la Gendarmería Nacional Francesa han detenido a 16 personas dedicadas al tráfico de drogas entre Girona y Francia.

La organización desmantelada movía entre los dos países 20 kilos de hachís y marihuana a la semana.

Los beneficios obtenidos con la droga superan los 300.000 euros, dinero que ya ha sido incautado por los dos cuerpos policiales.

La operación Ninja66 llevaba en marcha desde el pasado mes de febrero cuando los gendarmes interceptaron un vehículo de la organización cargado de droga.

Tras la detención de su conductor, la Gendarmería comprobó que la organización investigada operaba principalmente desde la provincia de Girona. En ese momento, se activa una Orden Europea de Investigación y la Guardia Civil comprueba las primeras pesquisas facilitadas.

En la primera fase de explotación, Guardia Civil, Gendarmería y Policía Local realizaron varios registros en las localidades de Sils y Salt (Girona).

La operación se ha completado con nuevos registros en Figueres, Sils, Vilobí d’Onyar y Caldes de Malavella.

En el registro realizado en una nave industrial de Figueres, la Guardia Civil ha hallado 3.000 plantas de marihuana y un sistema innovador para dotar de electricidad a la plantación. La organización instaló un generador autónomo de energía alimentado por gasoil para evitar el «pinchazo» de luz y así ser detectados.

En total, en los registros efectuados en las dos fases, la Guardia Civil ha incautado 85.510 euros, 10 kilos de hachís, 3.310 plantas de marihuana, 4,5 kilos de cogollos y una furgonerta.

Por su parte, la Gendarmería francesa ha intervenido 150.000 euros en metálico, 40.000 euros en cuentas bancarias, seis vehículos, joyas y varios objetos de valor.

Desmantelan una organización dedicada al tráfico de drogas en Girona