Bahamas ofrece vuelos gratuitos para salir de la isla devastada

Bahamas ofrece vuelos gratuitos para salir de la isla devastada

El paisaje ha cambiado tanto desde que el huracán Dorian barrió literalmente las Bahamas el pasado domingo que Stafford Symonette, un vecino de una de las islas, la de Great Abaco, admite que a menudo se desorienta: confunde las pilas de escombros y le cuesta saber dónde está. El 95% de las casas quedaron dañadas o directamente destruidas. 

La tormenta, que llegó a categoría cinco -la máxima-, arrasó las líneas eléctricas, las telefónicas y las tuberías de agua.

El primer ministro de las Bahamas, Hubert Minnis, dijo que el gobierno de las Bahamas ofrecerá vuelos gratuitos para los residentes de las devastadas islas de Abaco y la Gran Bahama mientras buscan escapar de la destrucción total causada por el huracán Dorian.

Minnis dijo que se le otorgó una orden ejecutiva a Bahamas Air, la aerolínea nacional, para establecer una ruta a ambas islas en los próximos cinco días para que los residentes puedan evacuar.

«Una vez que la aeronave comience una ruta regular, aumentaremos el servicio de vuelo a Abaco y Gran Bahama», dijo Minnis. «Aquellas personas que quieran venir a la capital con familiares, trataremos de acomodarlos con otras necesidades de vivienda. Estas personas podrán volar a la capital sin cargo».

Minnis dijo que el gobierno correría con los gastos de los vuelos

El primer ministro también dijo que tuvo una «muy buena» conversación con el presidente Trump sobre los esfuerzos de ayuda a la nación isleña, y dijo que estaba sorprendido de que Trump abrió la conversación expresando sus condolencias por la muerte del hermano de Minnis, quien falleció el martes.

«Debo decir que desde el primer día, Estados Unidos estuvo en nuestro territorio ayudándonos con todas nuestras necesidades», dijo Minnis. «Si no hubiera sido por ellos, no habríamos avanzado tanto en todo el proceso».

Minnis también anunció que el número de muertos de Dorian había aumentado a 43, que esperaba aumentar en los próximos días.

La espera

No obstante las palabras de Trump, las operaciones de rescate continúan y la ayuda humanitaria comienza a llegar con cuentagotas procedente de los países vecinos, como los Estados Unidos, además de Canadá y el Reino Unido. 

Mientras tanto, la población, la mayoría de la cual es profundamente religiosa, espera con gran resignación la ayuda. 

En el archipiélago viven muchos nativos, pero también inmigrantes de otras partes del Caribe, sobre todo de Haití.

Bahamas ofrece vuelos gratuitos para salir de la isla devastada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here