Aragonés pacta con los comunes y rompe el bloque independentista

Aragonés pacta con los comunes y rompe el bloque independentista

La ley de presupuestos de la Generalitat para 2022 ya ha superado el primer obstáculo. Pere Aragonès llegaba al debate de este lunes sabiendo que podría tramitarse, porque es el propio presidente de la Generalitat quien ha cerrado un acuerdo con los comuns, lo que ha vuelto a tensar la coalición.

El consejero de Economía y Hacienda de la Generalitat, Jaume Giró, ha abierto el debate celebrando el acuerdo que hará posible la tramitación de los presupuestos con el aval de los comuns, aunque ha lamentado que la CUP haya quedado fuera.

Giró no se refirió directamente al acuerdo del presidente Pere Aragonès con los comunes, pero apuntó que «celebra mucho» que los presupuestos «puedan salir adelante y entren en vigor el próximo mes de enero».

La CUP ha justificado su decisión de mantener la enmienda a la totalidad de los presupuestos, pese a que el gobierno haya negociado como socios preferentes.

La diputada Eulàlia Reguant se ha referido a la división del bloque independentista preguntándose por el papel de Junts. «A veces dudo de si su partido también enmienda esta legislatura», ha contestado a Giró.

Según la CUP, el acuerdo que permitió la investidura de Aragonès era de mínimos y ahora no puede negociarse a la baja ni olvidarse de «construir un horizonte claro independentista».

El diputado de Junts per Catalunya Joan Canadell ha querido felicitar en su intervención el trabajo del conseller Giró durante la negociación presupuestaria, que ha calificado como «de 10».

Sin embargo, Canadell ha cargado duramente contra el papel que tendrán los comunes tras el acuerdo alcanzado el domingo con el presidente Aragonés en la tramitación de estas cuentas en el Parlament.

Para Junts, «la vía amplia» a la que a menudo hace referencia ERC «no es unidad independentista, es autonomismo y el preludio de un nuevo tripartito».

Aragonés pacta con los comunes y rompe el bloque independentista