3 personas explotaban a otro que habían transportado desde Rumanía para ejercer de mendigo

3 personas explotaban a otro que habían transportado desde Rumanía para ejercer de mendigo

Los Mossos conjuntamente con el Grupo de Tráfico y Explotación de Personas (GTEP) de la Guardia Urbana de Barcelona, ​​arrestaron a dos hombres y una mujer, como presuntos autores de pertenencia a grupo criminal y por tráfico de seres humanos con el fin de mendicidad.

El perfil de este hombre, que carecía de recursos, tenía los elementos necesarios para que sus explotadores le eligieran como víctima.

Tenía una edad avanzada, no disponía de trabajo ni recursos en Rumanía, vivía en una casa que requería de una urgente rehabilitación, no disponía de ninguna formación con cualificación profesional y en Barcelona no tenía ningún familiar o conocido con quien pudiera tener algún vínculo.

En este contexto de necesidad le convencieron para venir a Barcelona con la promesa podría mejorar su precaria situación y que tendría la posibilidad de tener un trabajo y ganar dinero.

Una vez ya lo tenían en la ciudad la víctima vio como todo era mentira: no había ningún trabajo ni posibilidad de mejorar sus condiciones de vida, como le habían asegurado.

Sus captadores le retiraron la documentación personal y le ubicaron en la parte de los Jardinets de Gràcia.

Le obligaban a dormir en la calle y lo tenían controlado en todo momento.

La situación de penosidad era absoluta como lo demuestra el hecho de que el forzaban a pedir limosna en jornadas de hasta dieciocho horas, en muchos casos sin proporcionarle alimentos ni bebida.

Estas largas jornadas en la calle le generaban entre 300 y 500 euros diarios a los explotadores.

Los explotadores eran tres individuos de nacionalidad rumana que formaban parte de un clan familiar y que operaban como grupo criminal.

En cuanto a la localización de los explotadores, desde el juzgado se emitieron dos órdenes de detención europeas, ya que dos de los individuos habían huido a su país ante la posibilidad de ser detenidos por los hechos investigados.

Meses más tarde y gracias a la colaboración con las autoridades de Rumania, los dos individuos fueron detenidos y extraditados en España.

La juez decretó su ingreso en prisión, junto con el tercer miembro del grupo que fue detenido en Barcelona el 19 de enero de 2020 por agentes del Grupo de Tráfico y Explotación de Personas (GTEP) de la Guardia Urbana de Barcelona.

3 personas explotaban a otro que habían transportado desde Rumanía para ejercer de mendigo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here