16 muertos en el ataque israelí a una escuela de la ONU del centro de Gaza

Al menos 16 muertos en el ataque israelí a una escuela de la ONU del centro de Gaza

Al menos 16 personas han muerto y otras 75 han resultado heridas este sábado, en otro ataque de las fuerzas de ocupación israelís a una escuela de la ONU del campo de refugiados de Nuseirat, en el centro de la Franja de Gaza.

Se trata de la escuela Al-Jaouni de la UNRWA, la agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos, donde hay entre 2.000 y 7.000 personas desplazadas, según las cifras de la ONU, que habla de una nueva atroz masacre cometida por el ejército de ocupación.

«Hemos visto cuerpos de niños, eso era un parque infantil, aquí había una cama elástica, allí unos columpios», explica a Reuters Ayman al-Atouneh, un vecino de la zona.

«Han muerto civiles, esto es una escuela de la ONU, se supone que es un lugar seguro para la gente y nunca debería ser el objetivo de ningún ataque», lamenta.

«Debería ser seguro para nosotros, pero resulta que no lo es, no hay ningún sitio seguro en Gaza», añade Um Bilal Musleh, una mujer que se refugiaba en Al Jaouni.

Desde el UNRWA, además, aseguran que dos veces al día proporcionan al ejército israelí «las coordenadas de las escuelas que alojan a personas desplazadas».

158 periodistas asesinados

El ataque a la escuela del UNRWA, ha ocurrido al anochecer, no es el único de este sábado en Gaza, ni el único ocurrido en Nuserirat.

Horas antes, 25 personas habían muerto en ataques del ejército israelí en varios campamentos y localidades del centro de la Franja, en la ciudad de Gaza, en el norte, y también en Rafah, en el sur.

Entre las víctimas mortales se encuentran 5 periodistas, que elevan a 158 el número total de informadores fallecidos desde el inicio de la ofensiva israelí, el 7 de octubre.

También dos trabajadores de la UNRWA, asesinados en al-Bureij, según ha informado esta agencia de la ONU.

Nueve meses de guerra

Este domingo hace nueve meses del inicio de la ofensiva en Gaza, el 7 de octubre, a raíz de la incursión de Hamás en territorio israelí.

El genocidio en Gaza apunta ya a más de 38.000 gazatíes masacrados por el ejército de Netanyahu en estos nueve meses, la gran mayoría civiles, entre ellos miles de niños. El balance de Hamás hecho público el sábado habla de 38.098 personas asesinadas y de 87.705 personas heridas.

Buena parte de los 2,3 millones de gazatíes son desplazados que han visto destruida o dañada su casa, que cada día deben tratar de encontrar alimentos en mercados completamente desabastecidos y que también tienen dificultades para conseguir agua potable.

Muchas infraestructuras esenciales han resultado dañadas, y también el 57% de las tierras de cultivo, según datos de la FAO, el fondo de la ONU para la alimentación y la agricultura, y de Unosat, el centro de satélites de la ONU.

Un ejemplo de la magnitud de la destrucción en la Franja de Gaza le da este otro dato de la FAO: en 2022, los agricultores gazatíes exportaron productos como fresas y tomates por valor de más de 44,6 millones de dólares, sobre todo en Cisjordania, ocupada por Israel; desde el 7 de octubre la cifra ha caído hasta cero.

Los daños causados ​​por los bombardeos de terrenos agrícolas, además, serán de larga duración, prevé Lars Bromley, analista de Unosat, por la «tarea enorme» de retirada de proyectiles, revisando «cada centímetro de suelo» antes de que puedan volver los agricultores.


Guerra Israel-Palestina

 

Guerra Israel-Palestina