Voluntarios de Greenpeace retiran microesferas en La Pineda

Voluntarios de Greenpeace retiran microesferas en La Pineda para luchar contra el plástico

Los voluntarios de Greenpeace del Camp de Tarragona y les Terres de l’Ebre están preocupados por la abundancia de las microesferas de polietileno y de poliestireno esparcidas por la playa de La Pineda en Vila-seca (Tarragona).

En la jornada antiplásticos, promovida por los ecologistas en el marco de la campaña ‘Maldito Plástico’, los voluntarios han centrado los esfuerzos en estas minúsculas bolitas, dada la dificultad para retirarlas de la arena.

El colectivo está a la espera del informe de la Agencia Catalana del Agua (ACA) que investiga si el derrame provendría de un barco.

Además, el episodio de contaminación se detectó a finales de enero y no es nuevo, ya que se tiene constancia de otro hace dos años.

La campaña se ha hecho en una veintena de ciudades.

Alrededor de cincuenta de voluntarios se han reunido desde las diez de la mañana y hasta las dos de la tarde en la playa de La Pineda para peinarla y retirar los desechos, mayoritariamente las microesferas de polietileno y de poliestireno.

Así mismo, estos contaminantes son la principal preocupación de los ecologistas tanto por la cantidad, como por las consecuencias que pueden tener para el ecosistema.

Según ellos, los peces confunden las bolitas contaminantes con comida y esto repercute después en las personas.

«Nos preocupa muchísimo porque lo que vemos en la playa no es nada en comparación con lo que hay en el mar», afirmó una de las voluntarias de la agrupación local de Greenpeace del Camp de Tarragona y las Terres de l’Ebre.

El colectivo denuncia que retirar estos plásticos es una tarea muy dificultosa debido a su tamaño y debido a que están esparcidos, muchos de ellos enterrados bajo las primeras capas de arena.

De hecho, los voluntarios les retiraban sacudiendo la arena mediante un colador y depositándolos, uno por uno, en bolsas de plástico.

Por todo ello, los ecologistas están expectantes en el informe que la ACA ha solicitado tanto en el Puerto de Tarragona como la Asociación Empresarial Química de Tarragona (AEQT).

La acción de limpieza se ha organizado también en otros lugares de España y se enmarca en la iniciativa del Día del Consumidor que se celebra cada 15 de marzo.

En Barcelona se ha hecho en la desembocadura del río Besòs y en Girona en la playa de la Gola del Ter.

Según los organizadores de la iniciativa, se han recogido 120 millones de microesferas contaminantes en superficie y diez bolsas con residuos como botellas de plástico y latas.

En total han participado voluntariamente un centenar de personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here