Reivindicando lo clásico

Reivindicando lo clásico

El otro día hablando con una persona (obvio no va a ser con el gato no por nada sino porque no le entiendo cuando me contesta) le comenté que estaba escribiendo en varias webs sobre el taxi, la uberización y todo lo que le rodea pero que quería salirme un poco de esa línea y escribir sobre otros temas y su respuesta fue la que me he estado llevando prácticamente de todas las personas a las que se lo comento, «a mí también me gustaría escribir pero no sé de que escribir».

Es normal tener muchas ideas dando vueltas a al cabeza y no saber como plasmarlas, es lo que normalmente me pasa, pero como ahora si minimizas miras a tu alrededor seguramente encuentres algo para dar rienda suelta a desarrollarlo.

Con esto donde quiero llegar es a como en este momento estaba reflexionando sobre que escribir en una nueva entrada y no sabía el que, y mientras escuchaba una canción me ha hecho tener una idea para escribir sobre ella.

Cuando utilizo el ordenador siempre estoy con música puesta me da igual electrónica, hip hop, rock, indie, prácticamente no hago ascos a nada (al reguetón tampoco básicamente porque esa pedazo de mierda con orejas no es ni música ni se asemeja, en fin…) aunque si estas hablando con alguien o buscando algo no le prestas mucha atención, mientras pensaba en que escribir me he dado cuenta que ha empezado a sonar Sparrows & nightingales de Wolfenstein.

Pues mi primera sensación al percatarme de lo que estaba sonando ha sido

«joder que bueno es esto, ya no se hacen temas como éste».

Y es cierto, ya no se hacen temas como antes, ni películas como antes, está todo tan masificado, tan avanzado, tan comercializado que ahora hasta cualquiera con un ordenador, un buen programa y un par de nociones básicas de estructura musical puede hacer algo que llegue a ser número uno o por lo menos que salga del circuito amateur, lo que para nada significa que sea bueno entre otras cosas….

Si te fijas en cualquier lista de hits o cualquier recopilatorio la mayoría de lo que ahora triunfa son reversiones de temas antiguos que fueron éxitos en su día y que ahora han sido adaptados al estilo que está de moda en este momento.

¿Cuál es el problema?

Pues es simple, si haces una versión de un éxito por el hecho de adaptarlo a lo que hay ahora para que triunfe seguramente sea un éxito, pero no tiene nada que ver que sea bueno, de hecho, la mayoría de las veces los engendros que salen son puros sacrilegios de algo que había sido bueno.

Y es que no se puede hacer algo bueno con una plantilla ya hecha, sin ideas propias y un pedazo de ordenador y un programa

La diferencia de que lo de antes sea muy bueno y lo de ahora dé lástima pues es simple. Antes los medios no eran los mismos, de echo antes era como estar en la edad de piedra comparado con lo que tenemos hoy.

Cuando un tío se metía en un estudio de grabación para hacer un tema de música electrónica, que váyase usted a saber qué tipo de música era esa y tenía que apañárselas con un sintetizador con cincuenta mil botones y las instrucciones en chino mandarín que no las entendía ni su padre y con todo esto hacía algo bueno era por el hecho de que el que era capaz de crear en esas condiciones por echarle ganas, esfuerzo y sobre todo porque era un buen artista.

Si juntas estos tres factores no falla, te sale algo bueno de verdad, lo que hoy ya no existe.

Gracias a dios esto pasa sólo en la electrónica y el puto electro que tan de moda está y que la está degenerando bastante, pero bueno siempre nos quedará el rock, el hip hop y variantes con gente con ganas, talento e ideas.

Y en el cine pasa algo similar, contando con que ahora ya está todo visto y antes cualquier película que vemos como si no fuera una cosa del otro mundo había llegado a impresionar en butacas de cine a muchas generaciones.

El cine de ahora y sobre todo de terror y ciencia ficción han degenerado muchísimo por el hecho de que antes si querías hacer una peli rodabas con cuatro duros y con efectos que siendo super caseros por el tema de la pasta dieran el pego, pues te las ingeniabas como podías, y si salía algo bueno pues era bueno de verdad, no como ahora que con cuatro pantallas verdes y un ordenador puedes crear lo que te de la gana.

Si además de esto le sumamos que no hay ideas propias sino que la mayoría de las veces se basan en remakear grandes éxitos, pues la cosa esta fea, por mucho que copiemos y peguemos con cuatro efectos superguais megachachis muy bonitos y pongamos al actor más famoso del momento como prota.

Pues no va a funcionar, porque toda gran película tiene una esencia, algo que la hace diferente de todo lo que hay que te transmita y que te aporte y eso siendo realistas ni copiando se puede volver a repetir, es un hecho.

Por eso reivindico lo clásico y sobre todo lo que hay detrás de una buena película antigua o de un buen tema remember porque es el resultado de un par bien puestos y sobre todo de ingenio, trabajo y ganas de hacer algo con calidad.

Y sobre todo es cierto, no se hacen temas como los de antes