RAHXEPHON

RAHXEPHON

Cuando miro en mi colección de animes, siempre fijo la mirada en ésta serie.

Odiada y a la vez, amada por muchos.

Un soplo de aire fresco para algunos o un plagio descarado para otros.  Y del mismo modo, una bonita historia romántica con una calidad artística nunca vista para personas como yo o una serie del montón para parte de los aficionados.

 

Para mí,  Rahxephon, la serie de la que voy a hablar a continuación,  es una de mis series anime favoritas y de todos los tiempos.

No me canso de verla.

Única serie por el momento (y que yo sepa) del diseñador mecánico Yutaka Izibuchi y con un arte y una fotografía que a mí, personalmente me parece fascinante. Sobre todo la película.

No entiendo como no hace más animes este señor.

Diseños que mezclan lo moderno con la cultura tradicional japonesa (como muchos anime) pero que del mismo modo, introducen muchos aspectos de la cultura precolombina que hacen que los paisajes luzcan preciosos y a su vez, en muchas partes de la serie  también se aprecia mucho arte surrealista que nos transporta a un mundo más onírico que a mí, del mismo modo también me encanta.

De hecho en el opening, aparece la obra de Dalí, de los relojes blandos que luego con la trama te das cuenta de que tiene todo el sentido.

 

 

 

Una delicia.

Y no quiero olvidarme del uso de la luz.

Esas clases vacías, esos atardeceres cuando el sol cae. Un uso de la fotografía usada de manera muy inteligente (sobretodo en la película) que te transporta a momentos similares de tu vida.

La premisa en principio y sin destripar mucho porque en la historia también es otro de los pilares en los que se basa esta serie, es básicamente sobre un joven, Ayato Kamina que tiene la habilidad de manejar un robot gigante.

Con esta sencilla premisa ya digo, sin entrar a destripar mucho, Rahxephon nos introduce en una historia en la que lo que menos importa son las batallas de mechas (robots) gigantes.

Un argumento que mezcla el romanticismo con la familia, las traiciones, los sentimientos con la guerra y las ansias de poder y de cambiar el mundo.

Una serie en muchos aspectos por encima de Evangelion y su viaje por la psicología y los problemas en el sentido por ejemplo de cerrar la historia de manera más que satisfactoria (sobre todo en la película que me parece que pese a cambiar algunos aspectos para centrarse más en los personajes principales, complementa muy bien a la serie) aunque por otra parte, también se puede considerar inferior en cuanto a que Evangelion es mucho más impactante, sus personajes están mejor definidos (aunque la mayoría estén como una chota) y sobretodo lo que supuso en la historia del anime  la serie de Hideaki Anno y la valentía de deconstruir un género tan popular como el de los Real Robots.

De hecho, en la parte de los protagonistas de los dos animes,  Ayato Kamina en la serie es bastante más soso que Shinji Ikari aunque según transcurre la serie, a mi modo de ver va evolucionando y sobre la mitad de la serie se ve su humanidad y el sufrimiento por el que está pasando.

En parte muy similar a Shinji en el sentido de que le atormenta psicológicamente la responsabilidad de salvar al mundo pero por otra parte, cae mejor y tiene más motivaciones.

Shinji por su parte, cae mal desde el primer momento pero ahí el hecho de que sea mejor protagonista. Todo el mundo le odia y no es que no tenga motivaciones, es que es un demente.

 

Mencionar también que no hablamos de un anime del subgénero Real Robot como Evangelion, sino que es algo más místico y perteneciente al Super Robot, en el que el piloto tiene una serie de poderes innatos, (por decirlo de alguna manera) para poder pilotar el robot.

 

Vuelvo a repetir, la parte más fantástica simplemente está en un segundo plano. La trama realmente se basa en las relaciones tanto familiares como románticas y sociales y en aspectos de la vida.

 

También una vez más, reseñar que el protagonista de Rahxephon da mucho más juego en la película que en la serie.

Así que bueno una tiene sus cosas buenas y malas y la otra lo mismo.

Rahxephon, un gran anime con una gran historia y a la vez una gran factura técnica y artística.

 

Muy infravalorado injustamente por considerarse un plagio al empezar la serie inspirándose en Evangelion (según su autor) pero con un universo propio que pocas series han podido conseguir.

Cosa que no entiendo por otra parte ya que Evangelion a su vez se inspiró de Ideon. Y no por ello la crítica la ha abandonado.

Y una de las primeras obras del estudio Bones, después de producir la película de Cowoy Beebop (otro clasicazo) y que en su haber tiene obras maestras, algunas de mis favoritas también como Fullmetal Alchemist Brotherhood, Wolf’s Rain o Noragami.

Para terminar. Al igual que Yami no matsusei (esta no tan buena pero sí infravalorada) que será la próxima entrada, una serie de gran calidad de esas que marcan la diferencia y que mucha gente la ha dado de lado por sus prejuicios.

Rahxephon, para mí, una obra maestra

Recomendadisima.