Periodistas palestinos acusan a Facebook de censura

Periodistas palestinos acusan a Facebook de censura

Un grupo palestino de derechos de datos, dos agencias de noticias y un traductor presentaron una denuncia legal ante Facebook, diciendo que el gigante de las redes sociales censuró sus publicaciones y, en algunos casos, cerró sus cuentas en violación de las propias políticas de la empresa.

La queja de 14 páginas, enviada al Relator Especial de la ONU sobre Libertad de Opinión y Expresión, le da a la compañía 21 días para explicar por qué se cerraron las publicaciones y las cuentas hasta que se tomen más medidas, incluido un posible litigio.

La experiencia de los grupos involucrados, que incluyen los periódicos Al-Hadith, la agencia de noticias PalToday y un traductor del hebreo al árabe que publicó noticias traducidas en su página de Facebook, van desde la eliminación de publicaciones hasta la suspensión de cuentas.

Todos los grupos son palestinos y les preocupa que sus experiencias reflejen un sesgo anti-palestino dentro de Facebook, según la denuncia.

«El problema común que se plantea es que aquellos con afiliaciones a Palestina están siendo censurados o restringidos en su acceso a la plataforma de Facebook de manera injustificable».

La denuncia viene con Facebook, Instagram (que es propiedad de Facebook Inc) y Twitter que ya se enfrentan acusaciones de censurar a palestinos y sus partidarios en las últimas semanas, incluida la eliminación de contenido sobre Sheikh Jarrah y la mezquita de al-Aqsa.

Entre el contenido eliminado se encontraban fotos e informes sobre el terreno sobre los ataques de los colonos israelíes y la represión policial en ambos lugares. Los defensores de los derechos digitales dicen que la eliminación de estos tendría enormes implicaciones para los activistas que usan las redes sociales para documentar violaciones de derechos humanos.

La denuncia también se produce una semana después de que Benny Gantz, ministro de defensa y de justicia de Israel, se reuniera con representantes de Facebook y TikTok y los instara a eliminar el contenido de «elementos extremistas».

Después de su reunión, la oficina de Gantz emitió un comunicado en el que decía que los ejecutivos de las redes sociales habían prometido abordar «rápida y eficazmente» la incitación.

Tayab Ali, socio del bufete de abogados Bindmans, con sede en Londres, que representa a los grupos, dijo que, si bien el interés del gobierno israelí en frenar el trabajo de sus clientes es claro, la empresa de redes sociales debería cumplir con estándares más altos.

«Según la propia política de Facebook, nuestros clientes se definen como ‘defensores de los derechos humanos’ porque están planteando preocupaciones de derechos humanos sobre el trato a los palestinos y la ocupación israelí de Palestina desde hace mucho tiempo».

«Facebook no puede permitir que se use para silenciar las voces de periodistas y comentaristas que plantean preocupaciones sobre derechos humanos, particularmente durante los cuestionables ataques militares actuales contra civiles palestinos».

Un portavoz de Facebook que comentó sobre la denuncia dijo a Middle East Eye que la compañía sabía que había habido varios problemas que habían afectado la capacidad de las personas para compartir en las aplicaciones de la compañía, incluido un error reciente que restringía temporalmente el contenido que usaba el hashtag de la Mezquita Al Aqsa.

«Si bien se han solucionado, nunca debieron haber sucedido en primer lugar», dijo un portavoz de la empresa.

«Nuestras políticas están diseñadas para dar voz a todos y mantenerlos seguros en nuestras aplicaciones, y aplicamos estas políticas por igual, independientemente de quién publique o de sus creencias personales.

Contamos con un equipo dedicado, que incluye a hablantes de árabe y hebreo, monitoreando de cerca la situación en el terreno, quienes están enfocados en asegurarse de que eliminemos el contenido dañino, mientras abordan los errores de cumplimiento lo más rápido posible».

La compañía anunció el miércoles que había establecido un «centro de operaciones especiales» la semana pasada para responder al contenido sobre el conflicto israelí-palestino en medio del estallido de violencia en las últimas semanas.

Monika Bickert, vicepresidenta de política de contenido de Facebook, lo explicó en una conferencia con diversos periodistas y con Reuters:

«Este centro de operaciones nos permite monitorear de cerca la situación para que podamos eliminar el contenido que viola los estándares de nuestra comunidad más rápido, al tiempo que abordamos posibles errores en la aplicación».

¿quién cerró las cuentas?

Además de explicar por qué se cerraron o eliminaron cuentas o publicaciones, la denuncia de Bindmans le pide a Facebook que aclare si un algoritmo o un humano fue el responsable.

Grupos de derechos y activistas dijeron a Middle East Eye a principios de este mes que sus publicaciones en las redes sociales sobre el aumento de las tensiones en Sheikh Jarrah fueron eliminadas en las tres plataformas (Facebook, Instagram y Twitter) con algunas cuentas cerradas.

Instagram y Twitter echaron la culpa a ‘fallos técnicos’ por la eliminación del contenido. Sin embargo, muchos de los activistas siguen sin estar convencidos.

Sada Social, un grupo palestino de derechos digitales que también figura en la denuncia, ha documentado más de 400 casos de «censura inapropiada» por parte de plataformas de redes sociales este año, según la denuncia.

Entre los casos bajo investigación se encuentran las acciones tomadas por Facebook en relación con 159 cuentas que parecen haber sido «censura injustificada e ilegal», dice la denuncia.

Periodistas palestinos acusan a Facebook de censura