Macron promete una lucha implacable contra el terror islamista

Macron promete una lucha implacable contra el terror islamista

El presidente francés Emmanuel Macron, prometió ayer una «lucha implacable» contra el terrorismo islamista al rendir homenaje a los cuatro policías de París apuñalados la semana pasada por un colega radicalizado.

«Vamos a librar una lucha implacable frente al terrorismo islamista», dijo Macron en una ceremonia en la sede de la policía donde tuvo lugar el ataque.

Mickael Harpon, un experto en informática de 45 años en el departamento de recopilación de inteligencia de la policía, usó un cuchillo de cocina y una peladora de ostras para matar a tres colegas hasta que un oficial le disparó en el cabeza.

Se había convertido al Islam hace unos 10 años y adoptó creencias cada vez más radicales, según los investigadores.

Los asesinatos han generado dudas sobre cómo logró evitar ser detectado por la policía, a pesar de contar con una autorización de seguridad de alto nivel.

Macron dijo que era «inconcebible e inaceptable» que Harpon, que había trabajado para la policía desde 2003, hubiera logrado llevar a cabo un ataque «en el mismo lugar donde perseguimos a terroristas y delincuentes».

Dirigiéndose a la policía, dijo: «Sus colegas cayeron bajo los golpes de un Islam distorsionado y mortal que debemos erradicar».

El domingo, el ministro del Interior de Francia reconoció que los funcionarios deberían haber vigilado más de cerca a Harpon.

«Obviamente, hubo fallas», dijo Christophe Castaner a la televisión TF1, pero dijo que no renunciaría por el asunto como algunos opositores de derecha han dicho que debería.

Castaner ha sido objeto de críticas luego de afirmar inicialmente que Mickael Harpon, un experto en informática de 45 años en el cuartel general de la policía de París, nunca había dado el «más mínimo motivo de alarma» antes del ataque del jueves.

Más tarde, los investigadores revelaron que Harpon había estado en contacto con seguidores del salafismo , la rama ultraconservadora del islam sunita.

Había defendido «atrocidades cometidas en nombre de esa religión», dijo el sábado el fiscal antiterrorista Jean-Francois Ricard.

La esposa

La esposa de Harpon, de 38 años, fue detenida el jueves después de que las autoridades descubrieron que habían intercambiado 33 mensajes de texto poco antes del ataque, terminando la conversación con «Allahu Akbar».

Una fuente policial dijo que fue puesta en libertad sin cargos el domingo por la noche.

Macron promete una lucha implacable contra el terror islamista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here