Inicio Actualidad Sociedad Llamada a la cooperación por los abusos sexuales infantiles a través de internet

Llamada a la cooperación por los abusos sexuales infantiles a través de internet

0
Llamada a la cooperación por los abusos sexuales infantiles a través de internet

Llamada a la cooperación por los abusos sexuales infantiles a través de internet

Los abusos sexuales infantiles online se han disparado en Europa durante los confinamientos por el coronavirus, han advertido los activistas y abogados, pidiendo una mayor cooperación internacional y mejores herramientas de denuncia para detenerlo.

Con las escuelas en muchos países europeos cerradas para contener la pandemia, los niños han pasado más tiempo en internet, haciéndolos más vulnerables a los abusadores, que también están en casa la mayor parte del día, dicen los expertos en derechos humanos.

«Los padres trabajan desde casa y los niños no están en la escuela, por lo que pasan más tiempo online», dice Almudena Olaguibel de UNICEF España, la agencia de la ONU para la infancia. «Se están aflojando las normas y límites sobre el uso de Internet».

«Además, los abusadores están en casa más aburridos, usan más internet», dice el especialista en políticas a la Fundación Thomson Reuters.

La policía en 27 estados de la Unión Europea han informado de un aumento en las actividades de pedófilos durante la pandemia del COVID-19, según Europol.

Estos países han visto un mayor acceso a sitios web ilegales y han cerrado más plataformas en línea donde se intercambia material sexual infantil, dijo Europol.

En marzo, las llamadas a las líneas directas españolas para denunciar el abuso sexual infantil aumentaron a un nivel récord para ese período del año, según mostró el informe de Europol.

También ese mes, la policía británica del Valle del Támesis vio un salto del 146% en los informes de abuso sexual infantil online en comparación con el mismo período del año pasado.

«Lamentablemente, creemos que los delincuentes han tratado de explotar el hecho de que hay más niños en casa y en línea», dijo el inspector jefe detective Matt Darnell en un comunicado de prensa publicado la semana pasada.

Más datos

Las herramientas para denunciar el abuso sexual infantil todavía no son lo suficientemente buenas en muchos países europeos, advirtió Gioia Scappucci, secretaria ejecutiva del Comité de Lanzarote, que trabaja para proteger a los niños de la explotación y el abuso sexual.

«Los estados son conscientes de los riesgos de un mayor abuso, tanto online como fuera, durante el confinamiento y han estado tomando iniciativas para crear conciencia sobre estos riesgos», dijo Scappucci.

«Sin embargo, los recursos para lidiar con el aumento de los informes no siempre están ahí y deberían ampliarse», agregó.

Es necesario recopilar más datos oficiales en muchos países sobre lo que realmente está sucediendo durante la pandemia y cómo se está manejando, enfatizó Scappucci.

Una tendencia que los expertos están viendo es un aumento en los niños que producen material sexual, sin saberlo o en respuesta a la «sextorsión», una forma de extorsión que incluyen actos sexuales con imágenes.

«Están produciendo este material … en sus habitaciones, en casa, mientras sus padres están en la habitación contigua», dijo Olaguibel.

Este tipo de imágenes solían compartirse predominantemente en la web oscura, una parte de Internet a la que solo se puede acceder con un software o autorización específicos, pero cada vez aparecen más en las plataformas cotidianas, dijo.

Olaguibel dice que los responsables de las redes sociales deberían ser más proactivos a la hora de buscar materiales sobre sexo infantil en sus sitios.

Aunque algunas empresas se autorregulan en estos asuntos, no es suficiente, advirtió.

«Sería mejor si el gobierno regulara lo que están haciendo más estrictamente», dijo.

Una portavoz de Twitter dijo a la Fundación Thomson Reuters que la plataforma tiene «tolerancia cero» para cualquier material que presente o promueva la explotación sexual infantil.

«Luchamos agresivamente contra el abuso sexual infantil y hemos invertido mucho en tecnología y herramientas para hacer cumplir nuestra política», dijo en comentarios enviados por correo electrónico.

Una vez que Twitter ha eliminado el contenido, la compañía lo informa de inmediato al Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC) con sede en EE.UU., según lo exige la ley federal.

El grupo luego pone los informes a disposición de las agencias de aplicación de la ley de todo el mundo para ayudar con las investigaciones y enjuiciamientos, dijo la portavoz.

Facebook e Instagram no han respondido al preguntarles.

Problema global

El año pasado, el organismo de control de protección de datos de Reino Unido publicó un proyecto de código que enumera las recomendaciones para los proveedores de servicios online, que según dijo, establecería un estándar global para la privacidad de los niños en internet.

Entre las recomendaciones de la Oficina del Comisionado de Información estaba la prohibición de atacar a menores de 18 años con las llamadas técnicas de «empuje», características que alientan a los usuarios a permanecer más tiempo online para que la aplicación o el sitio puedan recopilar datos sobre ellos.

Manuela Torres Calzada, jueza y vicepresidenta de Themis, una asociación española de mujeres abogadas, está de acuerdo en que debe haber una regulación más estricta de las compañías de redes sociales para abordar el abuso sexual infantil en línea.

Pero los gobiernos nacionales se enfrentan a serias barreras para hacerlo, dijo.

«El enjuiciamiento de este tipo de delitos es difícil porque no hay suficiente coordinación internacional, ni convención internacional», dijo Calzada.

«La mayoría de las veces, las personas que difunden este tipo de imágenes son sancionadas, pero las empresas de medios sociales se salen con la suya», agregó.

Si una empresa de medios sociales con sede en EE.UU. sospecha que un español cometió un delito en su sitio web, por ejemplo, no tiene la obligación de compartir esa información con la policía española, explicó el experto independiente en seguridad de datos Marcelino Madrigal.

Además, si la policía española necesita información de una empresa con sede en EE.UU., tiene que hacer una solicitud formal a los tribunales estadounidenses para obtener asistencia judicial, lo que causa demoras y a menudo termina en el archivo del caso, dijo.

«He estado pidiendo a las redes sociales durante más de 10 años que notifiquen directamente los casos y los datos a la policía o los fiscales en el país de origen de los pedófilos … No lo hacen», subrayó.

«Simplemente cumplen con la ley de Estados Unidos enviándolos al NCMEC».

Los jueces españoles a menudo terminan archivando casos citando la falta de cooperación de las redes sociales, dijo.

«El material en línea sobre abuso sexual infantil no es un problema nacional, es un problema global», enfatizó Madrigal.

Llamada a la cooperación por los abusos sexuales infantiles a través de internet