La fiscalía pedirá prisión permanente revisable para Ana Julia Quezada

La fiscalía pedirá prisión permanente revisable para Ana Julia Quezada

La mañana del 11 de marzo, tras un dispositivo de búsqueda, Quezada condujo su Nissan Pixo hasta la finca familiar de Rodalquilar donde había cavado la tumba del pequeño Gabriel (Pescaito), lo desenterró, lo envolvió en una toalla, lo metió en el maletero y se dirigió hasta Níjar donde vivía con el padre de Gabriel.

En el trayecto, el micrófono que la Guardia Civil había instalado en su vehículo grabó frases que hielan las venas: «Dónde lo puedo llevar yo… a algún invernadero… ¿no quieren un pez? les voy a dar un pez por mis cojones…».

La Fiscalía considera que se trató de un asesinato con alevosía y pide que se le aplique la prisión permanente revisable, igual que la acusación ejercida por los padres de la víctima, Ángel Cruz y Patricia Ramírez.

Ellos añaden que se ensañó con el pequeño. Ambas acusaciones le imputan también dos delitos de lesiones psíquicas (los padres siguen en tratamiento médico y psicológico).

A partir de mañana, un Jurado decidirá si Ana Julia es culpable.

Si se cumplen las previsiones, será la primera mujer condenada a la máxima pena en España.

El pasado

Cuando Ana Julia se siente mañana en el banquillo no solo tendrá que enfrentarse a la máxima pena prevista por el Código Penal; también a su pasado, a toda su vida.

Tendrá que ver de nuevo la cara a Ángel Cruz, el padre de Gabriel y antigua pareja; a la que fue su suegra; a sus dos exmaridos: Miguel Ángel, con quien estuvo casada 17 años, y Sergio, a quien intentó involucrar.

Verá también a su propia hija, Judith, que viajó hasta Las Hortichuelas como le pidió su madre, la manipuló y le mintió.  Llevaban cuatro o cinco años sin tener relación, ni siquiera una llamada (la joven se quedó a vivir con su padre en Burgos) pero recurrió a la chica para engordar su mentira.

Le contó que estaba a punto de casarse con Ángel. «Me dijo que no iba a poder trabajar más porque se iba a tener que dedicar a cuidar de Ángel porque tendría que darle ánimos por lo de Gabriel».

La fiscalía pedirá prisión permanente revisable para Ana Julia Quezada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here