La Escuela de Medios Audiovisuales de Barcelona se traslada a Can Batlló

La Escuela de Medios Audiovisuales de Barcelona se traslada a Can Batlló

El edificio tiene 5.500 m2, lo que permite mejorar la calidad de la oferta de estudios en el campo audiovisual y acoger hasta 600 estudiantes entre los ciclos formativos y los de otras actividades puntuales que realicen.

La puesta en funcionamiento ha supuesto una inversión municipal del presupuesto de educación de 12.900.000 euros.

Asimismo, el centro cuenta con un salón de actos diseñada de tal manera que puede ser utilizado también por las entidades del barrio y por el distrito de Sants-Montjuïc

La nueva sede de la Escuela de Medios Audiovisuales de Barcelona se sitúa en una de las antiguas naves industriales del recinto de Can Batlló.

Se ultiman los detalles para iniciar el primer curso en este emplazamiento

La Escuela de formación profesional, que es un centro público de referencia en este campo formativo, ocupa el Bloque 7 de la antigua fábrica de Can Batlló, el primer bloque del recinto que termina su rehabilitación y permite ampliar el espacio dedicado a las actividades educativas que la EMAV lleva a cabo actualmente.

Además, también permite variar el número de alumnos y estudiantes que podrán aprovechar las nuevas instalaciones, ya que se podrá llegar a una capacidad de hasta 600 estudiantes entre los ciclos formativos y los que participen en otras actividades puntuales que se lleven a cabo.

Así, también se podrán ampliar el número y tipología de actividades que ofrece.

La voluntad es que a lo largo del curso 2019-2020, y una vez pasados ​​los primeros meses de adaptación al nuevo edificio, se empiecen a ofrecer otros contenidos como espacios de estudio y trabajo, actividades con ex alumnos,

49 años de historia

Desde 1970, la EMAV -de titularidad municipal y gestionado por el Consorcio de Educación de Barcelona- ofrece ciclos formativos de formación profesional específica de grado superior del campo audiovisual.

Durante el curso 2018-2019 estudiaron 425 alumnos, y desde su creación, 12.000 profesionales de la industria han salido de sus aulas.

Con este proyecto, el Ayuntamiento hace una apuesta decidida por la formación profesional de grado superior pública.

La intervención en este edificio de grandes naves parte de la voluntad de preservar y enfatizar los rasgos tipológicos de la arquitectura industrial existente: orden, repetición y simplicidad estructural. La solución adoptada, así pues, se hace eco de estos rasgos.

En esta línea, la reforma del bloque 7 de Can Batlló ha buscado mantener los valores históricos y arquitectónicos del edificio, potenciando los elementos originales de la fachada y manteniendo el gran espacio interior que dota la estructura de columnas de fundición, vueltas y cerchas de madera.

La Escuela de Medios Audiovisuales de Barcelona se traslada a Can Batlló

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here