La DGT sustituye los triángulos de emergencia por la V16

La DGT sustituye los triángulos de emergencia por la V16

Las sanciones por usar un teléfono móvil aumentan y el límite de la carretera no puede superarse en 20 km / h al adelantar. Aunque estas dos reformas no entrarán en vigor antes de fin de año, como muy pronto.

Los triángulos de emergencia serán reemplazados por la luz V16

El Consejo de Ministros ha aprobado el segundo gran paquete de reformas en materia de Seguridad Vial y Accidentes, tras las medidas que se anunciaron a principios de noviembre y que ya se han traducido, por ejemplo, en normativa específica para patinetes vigente desde enero.

Además, también se ha aprobado la reducción de 30 km/h del límite de velocidad en calles de un solo sentido, que entra en vigor el 11 de mayo.

Por un lado, se ha llevado a cabo la modificación de la Ley de Tráfico, que afectará a aspectos como la tarjeta de puntos y adelantamientos en carretera. Se espera que pueda entrar en vigor antes de fin de año ya que aún debe pasar por trámite parlamentario.

Y por otro lado, se ha aprobado el Real Decreto de Asistencia en Carretera, que irá sustituyendo paulatinamente los triángulos de emergencia por la denominada luz V16DGT, que se coloca en el techo del vehículo para evitar el peligro de salir del vehículo.

La luz de emergencia V16, obligatoria

El Consejo de Ministros también ha aprobado un Real Decreto que regula los servicios de ayudas en la vía pública. En este punto, se refirió a los cerca de 11.000 servicios de asistencia y asistencia en carretera que se brindan a diario y que, desde 2015, se han cobrado la vida de 60 trabajadores en accidentes.

Para ello, se reforma la señalización del vehículo averiado, por lo que será obligatorio utilizar un dispositivo luminoso naranja en el vehículo en lugar de los conocidos triángulos.

Montero destacó que entre 2014 y 2019 murieron un total de 22 personas al salir de la vía después de averiar su vehículo y tener que colocar los triángulos de emergencia.

Este dispositivo, que cuesta desde unos menos de 25 euros, se coloca en el techo del coche a través de su base imantada, por lo que no es necesario instalarlo y es visible desde 2 kilómetros, incluso en situaciones de niebla, mejorando la seguridad.

La DGT sustituye los triángulos de emergencia por la V16

Además, algunas de estas luces ya están conectadas telemáticamente, por lo que cuando se colocan envían un aviso a los servicios de emergencia. Pero para que se transmita este aviso será necesario que el coche también esté conectado o que tengamos una app con esa funcionalidad. Algo que ya están ofreciendo algunas aseguradoras, aunque el Gobierno pretende implementar una red de avisos estatales que han llamado Punto Nacional de Acceso para el Tráfico y la Movilidad.

En este sentido, los vehículos que se encuentren en conexión con este centro también podrán contar con la llamada señal V-27, un “triángulo virtual” que se activará en el sistema de a bordo para avisar de la presencia de un peligro inminente. Su incorporación al vehículo será voluntaria.

Seis puntos para usar el móvil a mano

La nueva tarjeta por puntos endurecerá así el uso del móvil o mal uso de elementos de protección y seguridad, por lo que pueden perder hasta seis puntos si hablan por el móvil mientras lo sostienen con la mano, o tres si lo usan sin tocarlo. En cuanto a los dispositivos de seguridad, la pérdida sube de tres a cuatro puntos si no se utiliza el cinturón de seguridad, sistema de retención infantil o casco, o por “o utilizarlo de forma inadecuada”.

Según Montero, esta reforma es parte de “una estrategia más amplia diseñada por la DGT”, alineada con la política de seguridad vial de la UE, “para reducir las muertes y lesiones en un 50% para 2030 y casi cero víctimas para 2050”.

También se unificará en dos años el tiempo sin cometer infracciones que habrá que esperar para la recuperación del saldo inicial de 12 puntos, siempre que no se hayan perdido todos. Está prohibido superar el límite de velocidad en 20 kilómetros / hora en los adelantamientos en carreteras secundarias, medida que ha despertado sospechas entre expertos y automovilistas; y portar un sistema de detección de radar (no de señalización) en el coche será sancionado con tres puntos.

Cursos de conducción segura, pendiente de regulación

Por otro lado, la superación de los cursos de conducción segura -cuya reglamentación está pendiente de aprobación- otorgará dos puntos extra al permiso, siempre que exista un saldo positivo en la tarjeta, hasta un máximo de 15. Como máximo se podrá hacer un curso cada dos años.

También se ha aprobado como infracción muy grave “el uso de intercomunicadores no autorizados en pruebas para la obtención y recuperación de carnet o permisos de conducir, o colaborar o asistir en el uso de dichos dispositivos, que será sancionado con multa de 500 euros y la imposibilidad de que el demandante pueda presentarse nuevamente en seis meses. Interior dice que es el fraude más común en este tipo de evidencia.

Finalmente, se ha planificado el desarrollo de un sistema telemático para que las empresas de transporte puedan saber si un conductor profesional de su plantilla tiene todos los puntos del permiso.

La DGT sustituye los triángulos de emergencia por la V16