El juez Presencia condenado e inhabilitado se querella contra todo Dios

El juez presencia condenado e inhabilitado se querella contra todo Dios

El juez Fernando Presencia fue desterrado de Valencia en el 2012, cuando el Consejo General del Poder Judicial decretó el traslado forzoso.

Presencia fue expulsado del juzgado de lo Mercantil número 2 de Valencia, y desterrado a una plaza menor, Talavera de la Reina, destino habitual para los recién salidos de la Escuela Judicial.

Juez concursal

Su reputación como juez concursal le acercaba a ese peligroso estatus de ‘juez estrella’. Había aplicado su controvertido y milagroso método concursal en algunos grandes procesos durante la crisis.

Todo comenzó a descender con la denuncia de un estudiante que aseguraba que Presencia nombraba como administradores concursales –en concursos de acreedores que generaron suculentos beneficios a los administradores– a profesionales amigos.

Estas personas tenían, además, otra cosa en común: habían sido alumnos en el máster oficial de la Universidad de Valencia que el propio magistrado Presencia codirigía y por el que obtenía beneficios económicos, según él mismo reconoció.

El escándalo acabó en falta muy grave y sanción por parte del órgano de Gobierno de los jueces: destierro.

Prevaricación

En febrero de 2014 el juez Presencia, destinado en el Juzgado de Instrucción número 2 de Talavera de la Reina (Toledo), archivó un caso de presunta estafa relacionado con la compra-venta de un local contra una persona con la que mantenía amistad.

Este archivo no fue documentado de forma escrita hasta un año y medio después. La Fiscalía de Castilla-La Mancha interpuso una querella que desembocó en esta sentencia:

La Sala condena a Fernando Presencia a una multa de 12 meses con una cuota de 10 euros diarios (3.600 euros) y a la inhabilitación durante 10 años para el cargo de juez o magistrado, con pérdida definitiva del cargo que ostenta, así como con la incapacidad para obtener durante el tiempo de la condena cualquier empleo o cargo con funciones jurisdiccionales o de gobierno dentro del Poder Judicial, o fuera del mismo.

Presunto atropello con fuga que afectaba a otro amigo suyo

En mayo de 2016 el Tribunal Supremo, entonces con Pablo Llarena como ponente, confirmó otros diez años más de suspensión, en ese caso por archivar un caso de presunto atropello con fuga que afectaba a otro amigo suyo.

Además, en 2016, Presencia también fue sancionado por el CGPJ por dejar sin celebrar cinco juicios civiles para acudir a la vista de su propio divorcio sin avisar.

7 meses de prisión por un delito de calumnias

Un juzgado de Talavera de la Reina condenó este pasado mes de julio a Fernando Presencia Crespo a 7 meses de prisión por un delito de calumnias con publicidad cometido en la persona del Presidente del TSJCLM.

El Juzgado de lo Penal nº 3 de Toledo, con sede en Talavera de la Reina, considera probado que las afirmaciones del exjuez en sendas entrevistas en medios de comunicación son falsas.

La sentencia declara probado el daño moral y la ofensa al honor sobre la figura de Vicente Rouco, como Presidente del TSJCLM.

Se establece una indemnización de 3.000 euros y la obligación de Fernando Presencia de publicar la sentencia en los 2 medios digitales donde realizó las afirmaciones calumniosas.

Querellas y más querellas

La situación de la justicia en Castilla-La Mancha es, cuanto menos, curiosa.  Un juez es detenido por segunda vez por la jueza que lo sustituye en un juzgado de Talavera donde hasta hace un año era titular; el juez detenido denuncia a un fiscal por prevaricación, cohecho, tráfico de influencias y contra la ordenación del Territorio; el teniente fiscal se querella contra el juez por calumnias, que a su vez demanda a otra jueza y al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, quien se da por enterado de las denuncias contra otros abogados, esposas de fiscales y jueces talaveranos.

La sustituta se rebela contra el jefe.

La detención del juez Presencia la ha ordenado la jueza que le sustituye en el Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 2 de Talavera de la Reina, ya que éste hizo caso omiso hasta en tres citaciones anteriores, todas ellas correspondientes a las diligencias abiertas contra él por la querella presentada por el teniente fiscal talaverano, Ángel Demetrio de la Cruz Andrade, por los presuntos delitos de injurias y calumnias, denuncia falsa y fraude procesal.

El juez decano acusó al fiscal de un pelotazo urbanístico por la construcción de un chalet dentro de un lecho fluvial, en contra de la prohibición ordenada por la Confederación Hidrográfica del Tajo.

Según la querella, la vivienda del fiscal tiene una superficie construida de 466 m2, lo que excede en más de un triple la superficie construida permitida a las viviendas de protección oficial, que suele ser de 140 m2 dependiendo del régimen al que se adscriba.

Y el jefe denuncia a su jefe

Fernando Presencia, que en su día indicó que desde su condición de juez decano de Talavera había tenido acceso a numerosas quejas verbales de profesionales y abogados de la existencia de un “entramado de corrupción” en el mismo seno de los juzgados de esa ciudad, denunció también al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, Vicente Rouco, a quien señaló como la “X” de ese entramado.

Y lo hizo mediante el escrito de recurso de súplica contra el auto definitivo dictado por el TS en aquellas actuaciones.

Querella contra los taxistas

En todo este entramado de querellas, la última ha llegado hasta los taxistas.

La Asociación ACODAP ha denunciado al conocido defensor de los taxistas, Tito Álvarez por dos supuestos delitos de estafa y uno de blanqueo de capitales.

La querella fue presentada el martes por la noche en el Juzgado de Guardia de Madrid.

Según la querella, Tito Álvarez se presentó como líder de los taxistas en su lucha contra las VTC, aunque el escrito recoge que ni siquiera tiene licencia de taxi.

No obstante, más del 30% de los taxistas no tienen licencia de taxi ya que son asalariados, por lo que únicamente tienen acreditación de taxista, que es el caso de Álvarez.

Elpidio Silva

Como no podía ser de otra manera, varios entrevistados del sector del taxi, por Timis Local News, indican la posible relación de amistad entre los ex jueces Fernando Presencia y Elpidio Silva.

Como sabemos Elpidio Silva cobró 1.200.000 euros de los taxistas -605,00 euros x 2.000 taxistas- para presentar la querella y demanda civil contra las empresas de VTC que trabajaban ilegalmente.

Ahora, Silva, pidió un 12% de prima de éxito a los taxistas, lo que sería aproximadamente 800.000 euros.  Tito Álvarez, representante de la Plataforma Integral del Taxi, se negó a aportar estas cantidades y Elpidio Silva abandonó a los taxistas.

Por su parte Tito Álvarez nos ha concedido una entrevista en la que ha indicado que las próximas semanas no dejarán indiferente a nadie, sobre todo a algunas personas que piensan que están por encima del bien y del mal.

Además, ha querido dejar constancia de todos estos acontecimientos a través de una carta abierta al sector del taxi, activistas, colectivos sociales, políticos y periodistas, la cual transcribimos AQUÍ.

El juez presencia condenado e inhabilitado se querella contra todo Dios

5 Comentarios

Comments are closed.