El ejército en

El ejército en «disposición permanente», se despliega en varios puntos críticos

Este lunes es el primer día laborable con el estado de alarma decretado por el gobierno.

El ejército, concretamente la Unidad Militar de Emergencias (UME), se está desplegando por todo el Estado para ayudar a evitar la propagación del coronavirus.

Desde este domingo ya está en las zonas de más riesgo de la posible extensión del virus.

El Ministerio de Defensa también ha decidido activar 150 médicos y 70 enfermeros militares en la reserva.

El trabajo del ejército consiste, por ejemplo, en acudir a puntos críticos donde hay aglomeraciones por si hubiera que hacer actuaciones de desinfección.

Algunos de estos puntos críticos son las principales estaciones de tren de Madrid Atocha y Chamartín, la estación sur de autobuses o ciudades cercanas como Alcorcón y Leganés.

Además de Madrid, los militares de la UME se han desplegado en las otras seis ciudades donde tienen instalados sus batallones: Valencia, León, Las Palmas, Sevilla, Zaragoza y Santa Cruz de Tenerife.

En todo caso, la ministra de Defensa, Margarita Robles, remarcó, en la comparecencia informativa de este domingo, que el criterio ha sido sólo el de proximidad y que este lunes extenderán su trabajo, si es necesario, en todas las ciudades.

La instrucción del Ministerio de Defensa ante la crisis de la COVID-19 establece que los efectivos de las Fuerzas Armadas están «en disposición permanente» para intervenir en materia de policía militar, transporte logístico, control del tráfico aéreo y marítimo, puertos y aeropuertos.

Todo ello afecta al personal militar de las Fuerzas Armadas y el de la red sanitaria militar, así como el personal civil que hay en el Ministerio.

Esta instrucción designa al jefe del Estado Mayor de la Defensa, el general Miguel Ángel Villarroya, bajo la autoridad de la ministra Margarita Robles, como mando único de todas las medidas que se ejecuten.

Defensa podrá llamar, por tanto, a todos los militares, tanto en activo como en la reserva, a raíz del estado de alarma por el coronavirus.

El ejército en «disposición permanente», se despliega en varios puntos críticos