El alcalde de Londres veta a los taxis para favorecer a Uber

El alcalde de Londres veta a los taxis para favorecer a Uber

«Esta basura tóxica del alcalde es una mierda ficticia total. Son falsas noticias del más alto nivel».

Así es el titular con el que califica Taxi Leaks al alcalde de Londres, Sadiq Khan.

El informo fue compilado por los llamados expertos y no por los profesionales, expertos que pertenecen a los think tanks como la AIE y sus lobbys.

Al parecer hay un margen de un año para adecuar todos los vehículos al sistema eléctrico, pero las subvenciones no llegan.

La TFL (Transport for London) tiene un déficit de 1.000 millones de libras este año y las bonificaciones relacionadas con el rendimiento aumentan cada año.

Aún así, algunos de los principales cargos de TfL reciben bonos de relacionados con el rendimiento de trabajo por importes superiores a las 250.000 libras.

En las declaraciones el alcalde Khan dice que «Dirty Black Taxis» son responsables del 25% de PM2.5.

«Esto es una mentira y las propias estadísticas de TfLs ponen la cifra más cercana al 2%», reclama el representante de Taxi Leaks.

De los 3 millones de vehículos en Londres, él culpa a 19.000 Taxis de esta contaminación.  1.000 de los taxis actuales son eléctricos y 4.000 son híbridos, por lo que las cifras no salen.

Finalmente, se ha admitido que los taxis más antiguos, como las versiones 3 y 4 euro, son más limpios que los taxis 5 y 6 posteriores.

El hecho es que con los motores diesel más limpios y modernos actualmente en producción de fabricantes como Mercedes Audi y BMW, el aire en Londres debería ser mucho más limpio que hace 10 años.

A pesar de esto, TfL introdujo carriles de ciclo restringidos. «Ahora creemos que esto se hizo para causar intencionalmente la congestión en una escala masiva», enfatiza el representante.

«Antes de que puedas cobrar por la contaminación, tienes que crearla’, Livingston hizo esto con la carga de congestión. Antes de cobrar por la congestión tienes que crearla».

Ahora estamos viendo lo mismo con Khan, para permitirle cobrar por él, tuvo que crearlo y crearlo con el despliegue masivo de carriles para bicicletas y los sistemas de tráfico que no funcionan.

El alcalde pretende ahora poner restricciones de acceso a los taxis para favorecer el paso a los vehículos de transporte privado.

La evidencia científica se encuentra en el informe producido por Defra que costó millones. Este informe fue aprobado por el gobierno y luego aparcado ya que quedaba reflejada la corrupción detrás de la estrategia de emisiones de Boris Johnson.

El informe que hicieron los expertos de Kings College en su investigación contradice todo lo que Khan afirma.

El alcalde de Londres veta a los taxis para favorecer a Uber

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here