Comercializan una Viagra en spray líquido que permite dosis más bajas

Comercializan una Viagra en spray líquido que permite dosis más bajas

La disfunción eréctil es uno de los problemas de salud que más afecta a los españoles de entre 40 y 60 años; concretamente, a un 50% de estos.

Es serio y común, pero casi no se habla por vergüenza y el estigma generado por los mitos que hay detrás.

Se cree que la salud no tiene nada que ver con disfrutar del sexo y, al mismo tiempo, los españoles creen que la disfunción eréctil es un problema con un origen psicológico.

«Estimamos que, sólo en España, hay hasta 2 millones de pacientes de disfunción eréctil. Y, claro, los datos aumentan cuando envejece la población», señala en declaraciones a ‘El Español’ Javier Romero, jefe de servicio de Urología los hospitales HM Montepríncipe y HM Puerta Sur.

Además asegura que «la incapacidad para tener relaciones sexuales puede deteriorar las relaciones de pareja y genera problemas de autoestima motivando la depresión».

La Viagra, ahora en un spray líquido

El medicamento más efectivo -sostenido por la gran mayoría de médicos y expertos en materia- para el tratamiento de la disfunción eréctil es el sildenafilo, popularmente conocido como Viagra.

Hasta hace 21 años, cuando apareció la pastilla azul, sólo había dos soluciones para combatir este problema: las inyecciones intramembranosa en el pene y la cirugía.

Ahora, la comodidad es incluso mayor, ya que «bandol» ha sido desarrollado por una compañía madrileña, fabricado por una empresa valenciana y distribuido por el laboratorio catalán Rubió.

empresas españolas de Barcelona, Madrid y Valencia han desarrollado un nuevo sistema para el uso y aplicación del fármaco.

Se trata de un spray que contiene una especie de Viagra líquida, que la propia piel absorbe. «Actúa unos 45 minutos después de su aplicación», explica Juan Ignacio Salamanca, urólogo del Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda y añade que «cada pulsación del spray libera 12,5 miligramos de sildenafil». Asimismo, los pacientes «pueden ajustar la dosis» .

La Viagra no es financiada por el Estado, lo que lamentan los médicos porque existen muchos pacientes que sufren de disfunción eréctil y «todavía hoy, el sildenafilo sigue siendo el mejor tratamiento». Por consiguiente, muchos hombres prescinden de usarlo por el dinero que cuesta; sin embargo, cabe destacar que Bandol -la marca del innovador esprai- está un 70% por debajo del precio de la Viagra de referencia.

Los médicos desmienten que sea un fármaco peligroso

Existe, también, la creencia popular que acusa la Viagra de ser un medicamento peligroso, asociado a malas praxis, o más bien a un uso irresponsable.

Y aunque son de conocimiento público los casos que han derivado en problemas cardiovasculares, los expertos desmienten que sea un fármaco complicado porque su tolerancia es amplia y es difícil que llegue a provocar intoxicaciones. Además, los casos controvertidos son insólitos y anecdóticos.

Comercializan una Viagra en spray líquido que permite dosis más bajas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here