Begoña Gómez declara hoy ante el juez por la denuncia de Manos Limpias

Begoña Gómez declara hoy ante el juez por la denuncia de la organización de extrema derecha Manos Limpias




Begoña Gómez, la esposa del presidente del gobierno Pedro Sánchez, está citada a declarar como investigada este viernes a las 10.00 en los juzgados de la plaza Castilla por una denuncia del pseudosindicato de ultraderecha Manos Limpias, que le acusa de delitos de corrupción y tráfico de influencias.

La esposa de Sánchez accederá a los juzgados por el garaje de seguridad. Así lo ha indicado la jueza decana tras una petición de los servicios de seguridad de La Moncloa, que aseguran que una entrada a pie podría poner en riesgo su integridad física. El motivo son las protestas convocadas en la calle coincidiendo con la llegada de Gómez al edificio.

A través de las redes sociales, la organización de extrema derecha Hazte Oír ha llamado a manifestarse a las puertas de los juzgados para increpar a la mujer de Sánchez cuando llegue. La Delegación del Gobierno ha prohibido la protesta.

La defensa no quiere cámaras en la sala

Por otra parte, la defensa de Gómez pidió a la magistrada que su declaración sólo se grabe en formato de audio y no en vídeo, para evitar una filtración de las imágenes y el impacto mediático que tendrían. En este sentido, se ha acordado la entrada en tres agencias de noticias y tres periodistas para asegurar el derecho a la información.

Gómez está llamada a declarar por la denuncia de la plataforma de extrema derecha Manos Limpias, en relación con varios contratos públicos a empresas de Juan Carlos Barrabés, con quienes coincidió en un máster de la Universidad Complutense de Madrid.

Investigación prospectiva e informaciones falsas

El juez encargado de interrogar a Gómez es Juan Carlos Peinado, quien en su último auto deja claro que investiga todas sus acciones desde que Sánchez es presidente y pese a que la Audiencia Provincial le había pedido acotar mucho la investigación.

Es decir, fuera de los tres contratos públicos que ya investiga la Fiscalía Europea, Begoña Gómez será interrogada por los recortes de prensa aportados por Manos Limpias –y de los que ya dijeron desconocer la veracidad– y otras organizaciones de extrema derecha.

La cita de Begoña Gómez ha generado un nuevo episodio de tensión entre PSOE y PP, con acusaciones cruzadas. Mientras los socialistas hablan de una investigación prospectiva, los populares aseguran que Sánchez y su esposa han buscado la forma de esconderse de la opinión pública evitando el paseo por la calle hasta los juzgados.