La Audiencia Nacional condena de nuevo al PP al pago de 204.000 euros
Sede del Partido Popular en la calle Génova

La Audiencia Nacional condena de nuevo al PP al pago de 204.000 euros por lucrarse con las actuaciones de Gürtel en Boadilla del Monte

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado al Partido Popular como partícipe a título lucrativo al pago de hasta 204.198,64 euros por las actuaciones de la trama ‘Gürtel’ en el municipio madrileño de Boadilla del Monte.

Se trata de la tercera condena del tribunal a los populares después de las sentencias por la primera época de la ‘Gürtel’ y por el uso de la ‘caja b’ para las obras de la sede del partido en Génova 13.

En una sentencia de 303 páginas los magistrados de la Sección Segunda establecen que los populares deberán abonar esa cantidad con responsabilidad directa y solidaria del que fuera líder de la trama, Francisco Correa, su número dos, Pablo Crespo, el exalcalde Arturo González Panero, ‘El Albondiguilla’, o los que fueran gerentes de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV).

El fallo, que condena a un total de 23 personas, establece la pena de prisión más alta para ‘El Albondiguilla’, que en la fase final del juicio recibió duros reproches por parte de la Fiscalía y la Abogacía del Estado. El que fuera regidor deberá cumplir hasta 36 años y 11 meses de cárcel por delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo, fraude a las administraciones públicas, falsedad documental en documento mercantil, tráfico de influencias, blanqueo y malversación de caudales públicos.

El tribunal considera que «no era un funcionario más sino la cabeza del consistorio durante dos legislativas», destacando además «la defraudación de la confianza depositada en el mismo y que utilizó para su propio enriquecimiento personal» además de «la peligrosidad» de su «conducta para la Administración Pública que lideraba».

En esta línea, los magistrados cargan con dureza contra González Panero y aseguran que su declaración en el juicio no cumplió con la «veracidad, suficiente y utilidad» necesarias.

«Negó su participación en los hechos en las seis declaraciones que realizó en fase de instrucción, y no fue hasta días antes del inicio del juicio en que presentó un escrito anunciando ‘un reconocimiento de hechos'», recuerdan.

Para el cabecilla de ‘Gürtel’ y su subalterno los magistrados establecen condenas ostensiblemente menores en comparación después de que ambos presentasen sendos escritos de confesión antes del inicio de la vista oral. Así, Correa y Crespo añadirán a su cuenta 13 años y 6 meses de cárcel respectivamente por los mismos delitos anteriormente mencionados.

El tribunal destaca precisamente la declaración de Correa durante el juicio y que, desde su punto de vista, «se ajusta a la realidad». Se trataba de «la primera vez que declaraba y reconoce todo»: su papel en la empresa, la estructura societaria, su voz en las grabaciones y su letra en las agendas.

Los magistrados consideran su testimonio especialmente clarificador en tanto que detalló «dónde se reunían, cómo se agasajaba a los políticos, los pagos al Partido Popular, el pago en negro y los actos del PP que venían de la caja b. «Además está colaborando en la repatriación del dinero obtenido que se encuentra en Suiza», recuerdan.

El beneficio para el PP fue evidente

Sobre el PP, que aparece mencionado hasta 177 veces en la resolución, la sentencia señala que el beneficio para la formación fue «evidente» y se deriva de pagos del Grupo Correa destinados al «sostenimiento de la propia organización» y que, por ende, se traducía en un «menor gasto» para el sostenimiento del partido en Boadilla y para afrontar las campañas y precampañas de 2003 y 2007. «No cabe más que señalar que se ha producido un beneficio económico para este partido», dice el tribunal.

Además, la Audiencia Nacional dice que el PP contaba en esas campañas con un ‘colchón’ de remanente que sobró, y considera que esto evidencia de un modo claro que el partido no era quien estaba abonando esos gastos, sino que se sufragaban por el Grupo Correa (con fondos) obtenidos como beneficio del delito».

Los otros jefes de Gürtel

Para otros integrantes de la trama, el tribunal condena a tres años y tres meses de prisión para la administradora de algunas de las empresas de Correa, Isabel Jordán; y un año y seis meses de cárcel para el que fuera contable de la misma, José Luis Izquierdo.

En cuanto a los considerados cerebros financieros de ‘Gürtel’, el empresario Ramón Blanco Balín deberá cumplir cinco años y nueve meses de cárcel mientras que Luis de Miguel ha sido condenado a tres meses de prisión.

Por su parte, el encargado de la facturación de las empresas de la trama, Javier Nombela, ha sido condenado a otros tres meses de cárcel.

En cuanto a los que fueran gerentes de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV), la Sala condena a 6 años y 2 meses de cárcel a Tomás Martin Morales y a su sucesor, Alfonso Bosch, a un total de 4 años y 4 meses de cárcel.

El testimonio del primero es fundamental para la Sala en tanto que reconoce «la forma de funcionar de todas y cada una de las personas que configuran el entramado delictivo»: «Viene a reconocer la arbitrariedad de las adjudicaciones a las empresas seleccionadas por Correa, el abono por esta de los sobornos y su reparto, así como su papel fundamental en la confección de los pliegos que se integraban en los expedientes administrativos».

Los empresarios que se beneficiaron

Las sesiones del juicio por esta pieza de Boadilla en el puzzle que supone ‘Gürtel’ y que se extendieron entre los meses de noviembre y enero también sentaron en el banquillo de los acusados a una serie de constructores que participaron con la trama para hacerse con una serie de contratos en connivencia con el Ayuntamiento y la propia EMSV.

El tribunal condena a penas de un año y medio de cárcel al expropietario de Constructora Hispánica Alfonso García Pozuelo, al exconsejero de Teconsa Rafael Martínez Molinero y al también empresario José Luis Ulibarri.

El que fuera administrador de Consultoría y Gestión de Inversiones (CGI) Jacobo Gordon, por su parte, deberá cumplir un año y cuatro meses.

Así las cosas, la Sala fija una pena de dos años de prisión para el empresario leonés José Luis Martínez Parra y un año de cárcel para el arquitecto Antonio de Miguel Reyes, que sustituyó al concuñado de Francisco Correa dentro de la ya mencionada EMSV.

Por su parte, Rodolfo Benigno ha sido condenado a dos años de prisión.

Para el expresidente de L’Oreal en España Carlos Martínez Massa el tribunal fija cuatro años de cárcel, mientras que condena a un año y seis meses a Juan Jesús Siguero, el sucesor de ‘El Albondiguilla’ al frente del Ayuntamiento.

El ex director técnico de la Concejalía de Deportes Juan Carlos Rey Rico también ha sido condenado a un año y seis meses mientras que el máximo responsable del Grupo Aurantia, Gonzalo Naranjo, cumplirá dos años de cárcel.

La Audiencia Nacional condena de nuevo al PP al pago de 204.000 euros