35 detenidos en una operación contra el tráfico de drogas en Castilla y León

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico de drogas y han detenido a 35 miembros de este grupo en las provincias de Valladolid, Burgos y Cantabria.

Las investigaciones comenzaron en septiembre de 2018, cuando se detectó en Valladolid una organización criminal cuyo cabecilla se encargaba de la venta y distribución de cocaína, hachís y marihuana en por las provincias de Valladolid, Burgos, Zamora, Salamanca y Cantabria.

La primera detención se produjo en septiembre de 2019 en Santander.

En esta intervención fue arrestado un hombre de 58 años acusado de un delito de tráfico de drogas.

El pasado 2 de diciembre, fueron detenidos en Valladolid dos personas que regresaban de Marruecos con 19 kilos de hachís y que también pertenecían a la estructura.

Seis días después, el pasado 8 de diciembre, la Policía Nacional arrestó, también en la capital vallisoletana, al cabecilla de la organización, un hombre de 39 años.

Una peluquería como tapadera

El día 17 de diciembre, se produjo la detención una pareja que también formaba parte del grupo criminal y que regentaba cinco pisos en Valladolid.

En ellos, además de distribuir la droga, ejercían la prostitución de mujeres y transexuales con el correspondiente blanqueo de capitales procedentes de dichas actividades.

Estas dos personas poseían una peluquería que empleaban como tapadera de sus negocios de prostitución y que, a pesar de que era su única fuente legal de ingresos, solamente abrían unas horas a la semana.

Se trata de un hombre de 46 años y de una mujer de 41 con antecedentes por delitos relativos a la prostitución.

Fueron detenidos como presuntos autores de un delito de blanqueo de capitales procedentes del tráfico de drogas y de delitos relativos a la prostitución.

Al día siguiente, se llevaron a cabo otras 21 detenciones en 14 registros domiciliarios y, entre los días 7 y 13 de enero, se realizaron otros siete arrestos más, llevándose a cabo el último de ellos el pasado 22 de enero.

35 detenidos en una operación contra el tráfico de drogas en Castilla y León