Vuelven los disturbios a Barcelona después de la manifestación

La concentración, convocada después de la multitudinaria manifestación de la calle Marina, se ha iniciado en calma.

Lo primero que han hecho los manifestantes a su llegada a la Via Laietana ha sido lanzar billetes falsos de AVE a la Jefatura de Policía para pedir «que se vayan».

La tensión ha ido en aumento cuando cinco furgonetas de la Policía Nacional se han abierto paso lentamente para salír de la Vía Laietana y varios de los concentrados han comenzado a tirar objetos contra los furgones.

Los CDR han comenzado a lanzar pelotas de goma a los policías que estaban en la puerta de la Jefatura Superior de Policía, llamándoles «hijos de Franco».

También han lanzado petardos, globos con pintura, huevos y latas a varios antidisturbios.

Por su parte, los antidisturbios han cargado contra los manifestantes, lo que ha provocado un aumento de la tensión en la céntrica calle de la ciudad condal.

Uno de los momentos de mayor tensión se ha vivido cuando la presión de los manifestantes ha obligado a retroceder a los Mossos en Barcelona, tal y como se puede ver en este vídeo.

Las personas que protestaban se han quedado a pocos centímetros de los agentes y han comenzado a lanzarles todo lo que encontraban a su alrededor, incluidas las pelotas de goma de las que hablaban en la convocatoria de la concentración, además de piedras, latas de cerveza e incluso bengalas.

Vuelven los disturbios a Barcelona después de la manifestación