Un ex alto funcionario ruso detenido en Austria para su extradición a España

Un ex alto funcionario ruso detenido en Austria para su extradición a España

Agentes de la policía austriaca en cooperación con el Cuerpo de la Policía Nacional de España han detenido al ex director del departamento de política de inversión y gestión de propiedades del Ministerio de Cultura ruso, Boris Mazo, a petición de una orden de arresto emitida por un Juzgado de Marbella, ha dicho hoy jueves la portavoz de la Fiscalía en Viena.

«Sí, puedo confirmar que esta persona ha sido detenida en Austria», dijo Nina Bussek cuando se le pidió que confirmara la información de una fuente rusa de que Mazo había sido detenido en Austria.

Según Bussek, después de que el ex alto funcionario había sido detenido, la Fiscalía solicitó al tribunal que considerara ponerlo bajo arresto para luego entregarlo a España.

El tribunal decidirá en breve su arresto, dijo la portavoz Bussek. «La Fiscalía ha apelado ante el tribunal, solicitando el arresto y luego la extradición a España. Ahora, la decisión recae en el tribunal», dijo.

El portavoz de la Policía Nacional en España dijo que «un ex alto funcionario del Ministerio de Cultura de la Federación de Rusia» había sido detenido en Viena. Además, su ex esposa e hijo, ambos ciudadanos rusos, fueron arrestados en España.

Casos penales

En Rusia, Mazo está involucrado en un juicio penal en el que el ex viceministro de Cultura Grigory Pirumov está acusado de organizar una grupo criminal.

El Comité de Investigación de Rusia inició un proceso penal basado en los archivos del FSB sobre un caso de malversación de al menos 450 millones de rublos (7,5 millones de euros) destinado a la construcción de un grupo de edificios y depósito del Museo del Hermitage de San Petersburgo.

Antes de eso, Pirumov y Mazo fueron acusados ​​en el llamado caso penal «de conservadores de arte».

El 9 de octubre de 2017, Pirumov fue condenado a un año y medio de prisión y una multa de 300.000 rublos, pero fue puesto en libertad por el juzgado ya que había cumplido su sentencia durante la investigación preliminar y el juicio.

Boris Mazo fue condenado a una pena de prisión de 18 meses y una multa de 250.000 rublos, pero escapó de Rusia. Informes anteriores decían que estaba escondido en su mansión de Marbella y que no planeaba regresar a Rusia.

Un ex alto funcionario ruso detenido en Austria para su extradición a España

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here