Operativo internacional contra el tráfico ilícito de personas

Agentes de la Policía Nacional han participado en una operación internacional contra el tráfico ilícito de personas que, coordinada por la OIPC- INTERPOL, se ha desarrollado desde el 27 de noviembre al 3 de diciembre del 2020.

La operación TURQUESA II, llevada a cabo de manera coordinada en 32 países de tres continentes, tiene como objetivo luchar contra el crimen organizado en el ámbito de los delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal y trata de seres humanos con el uso, principalmente, de rutas con origen o tránsito en países del área geográfica de América Latina, así como delitos conexos tales como falsedades documentales o blanqueo de capitales.

A pesar de la situación de pandemia mundial, los grupos organizados especializados en estas modalidades delictivas siguen operativos, adaptándose a las nuevas situaciones.

El dispositivo desplegado ha permitido la explotación operativa de investigaciones relacionadas con la inmigración ilegal y la trata de seres humanos, así como el establecimiento de dispositivos policiales en lugares clave con la finalidad de detectar actividades relacionadas.

El resultado global ha permitido la detención de 204 personas vinculadas a la inmigración ilegal y la trata de personas, la identificación de 95 víctimas de trata con fines de explotación y la detección de 3.526 migrantes irregulares.

Esas actuaciones a su vez, han permitido la apertura de nuevas líneas de investigación que, a través de la coordinación de INTERPOL, permitirán en el futuro que los países participantes sigan luchando contra estos delitos.

Para coordinar el operativo a nivel internacional, INTERPOL estableció en la Oficina Central Nacional en Brasilia (Brasil) una Unidad de Coordinación Operativa (OCU) que ha contado con el apoyo 24 horas al día del Centro de Mando y Coordinación de la Organización y con la Red Operativa Especializada de INTERPOL (ISON) dedicada al tráfico de migrantes, integrada por 165 expertos -2 de ellos de la Policía Nacional-, procedentes de 126 países de origen, tránsito y destino.

Resultados en España

En España, coordinada por la Oficina Central Nacional de INTERPOL de la División de Cooperación Internacional de Policía Nacional, la operación se ha desarrollado en la práctica totalidad de la geografía española con la participación de agentes adscritos a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, los Puestos Fronterizos de los aeropuertos de Madrid-Barajas y El Prat-Barcelona, los Centros de Cooperación Policial y Aduanera con Portugal y la Oficina SIRENE.

El operativo ha permitido a la UCRIF Central de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras la desarticulación de tres grupos organizados dedicados al tráfico y trata de seres humanos con fines de explotación sexual cuyas víctimas eran originarias de Nigeria, República de Guinea y Paraguay.

Los operativos han concluido con un balance final de diez detenidos, once víctimas de trata identificadas y liberadas así como la localización de 18 potenciales víctimas en situación de riesgo.

Por su parte, la Brigada de Respuesta contra la Inmigración Clandestina (BRIC) de la Unidad Central de Fronteras se desplegó en los Puestos fronterizos marítimos de Bilbao, Santander y Algeciras, en los pasos fronterizos de Irún, La Junquera y la Línea de la Concepción y en la estación de transportes de Figueras respecto de los pasajeros procedentes de Francia (AVE, Cercanías–Rodalies y autobuses de línea regular) donde se establecieron controles con la misión de detectar inmigrantes irregulares y averiguar las rutas de tráfico utilizadas por los grupos criminales.

Para reforzar el control e inspección de los vuelos considerados de mayor incidencia en inmigración ilegal, se establecieron dos hotspot en los Aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat integrados por agentes de la Policía Nacional especializados en la lucha contra el tráfico y trata de personas, especialistas en fronteras y policías de la OCN INTERPOL España.

A pesar de la situación de pandemia y la consecuente reducción de tráfico aéreo, más de 70 vuelos fueron monitoreados con cerca de 20.000 consultas realizadas a las bases de datos de INTERPOL.

Para completar el dispositivo, y coordinados en España por la Oficina SIRENE de la División de Cooperación Internacional, los funcionarios de Policía Nacional que integran los Centros de Cooperación Policial y Aduanera de Quintanilha-Alcañices, Valença do Minho–Tuy, Caya–Elvas, VilarFormoso–Fuentes de Oñoro y Ayamonte–Castro Marim establecieron durante la fase operativa, y en colaboración con el Servicio de Extranjeros y Fronteras (SEF) de Portugal, controles conjuntos a lo largo de la frontera hispano-portuguesa para la detección de inmigrantes irregulares.

El balance final de la pperación en nuestro país arroja la cifra de 97 inmigrantes irregulares detectados, 29 víctimas de trata identificadas y 56 detenidos.

Además, la operación ha permitido la recogida de información para la elaboración de inteligencia y la apertura de nuevas investigaciones relacionadas con la trata y tráfico de personas a nivel internacional que requerirán, para su éxito, de un marco de cooperación policial en el que INTERPOL y las Oficinas Centrales Nacionales jugarán un rol protagonista.

Operativo internacional contra el tráfico ilícito de personas