Nuevo asesinato de un sintecho en Barcelona, el cuarto desde el inicio del confinamiento

Nuevo asesinato de un sintecho en Barcelona, el cuarto desde el inicio del confinamiento

Nueva muerte violenta en Barcelona de una persona que dormía en la calle.

Es el tercer muerto en circunstancias similares en el Eixample en sólo 10 días y el cuarto desde el inicio del confinamiento, ya que hace un mes otro sin techo murió a cuchilladas.

Los Mossos investigan este nuevo asesinato, que estaría conectado, al menos, con dos muertes más. Los hechos han pasado un poco antes de la medianoche y la Guàrdia Urbana de Barcelona y los Mossos d’Esquadra han hecho una batida para intentar localizar al agresor.

Según ha avanzado la cadena Ser, los hechos habrían ocurrido entre las calles de Rossellò y Sardenya, muy cerca de la Sagrada Familia.

La víctima tenía menos de 30 años y habría recibido golpes en la cabeza, posiblemente con un martillo.

Este mismo mes de abril, los días 16 y 18, hubo dos homicidios de características similares en el Eixample, con dos víctimas que también dormían en la calle. Los indicios indican que detrás de los tres asesinados habría una sola persona.

Del Auditorio al Teatro Tívoli

El asesinato el día 16 en el Auditorio tampoco llegaba a los treinta años. Es un lugar cobijado donde algunas personas se quedan a dormir. Tiene el resguardo del techo para la lluvia y el viento. En una época de confinamiento con las calles vacías tampoco es una zona desierta, es un espacio de paso para pasear el perro y hay vigilantes de seguridad y cámaras de videovigilancia.

Dos días después hubo un crimen en la calle Caspe, frente al teatro Tívoli. El vigilante no se dio cuenta del homicidio hasta la llegada de los Mossos, que entraron a ver si el agresor había tirado el arma entre los palets y los ladrillos.

El autor hacía horas que rondaba por la zona. En la misma calle, habitualmente duermen dos personas más. Quien alertó que había alguien muerto en el suelo fue otro indigente.

Los investigadores han conseguido imágenes de varias cámaras de videovigilancia próximas a los lugares donde se han cometido los crímenes, pero hasta ahora no han permitido identificar y detener a este presunto asesino en serie.

Un mes antes, el 19 de marzo, hubo otro crimen, un apuñalamiento, contra otra persona sin hogar. Aunque de entrada no hay características que vinculen este homicidio con los posteriores, los investigadores no lo han descartado.

Nuevo asesinato de un sintecho en Barcelona, el cuarto desde el inicio del confinamiento